martes, 13 de septiembre de 2016

¿Punto de inflexión en Siria?

Hoy publico en el diario El País esta tribuna sobre el alto el fuego para Siria alcanzado por EEUU y Rusia. Creo que existen pocas posibilidades de que resuelva la caótica situación que vive el país.

Tras varios meses de intensas negociaciones, Estados Unidos y Rusia han alcanzado un acuerdo de alto el fuego en Siria. En el caso de que sea implementado, aliviará la catástrofe humanitaria que padece el país. No obstante, el plan carece de la ambición necesaria para poner fin a la devastadora guerra que ha segado la vida de medio millón de personas y ha provocado el éxodo de la mitad de la población siria.
El acuerdo, del que sólo han trascendido las líneas generales, se articula en torno a cuatro elementos. El primero de ellos es el completo cese de hostilidades, que atañe tanto al régimen como a los diversos grupos que lo combaten y que contempla, también, la interrupción de los bombardeos aéreos sobre las zonas dominadas por la oposición. La segunda clave es la apertura de corredores humanitarios para que pueda distribuirse ayuda a la población sitiada en Alepo y, también, en el resto de localidades asediadas donde viven medio millón de personas. En tercer lugar, Washington y Moscú se comprometen a coordinarse para combatir al autodenominado Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS en sus siglas inglesas) y al Frente al Nusra (que ha pasado a denominarse el Frente de la Conquista del Levante). Por último, se prevé la reanudación de las negociaciones encaminadas a detener la guerra. Se trata, por tanto, de ligar el alto el fuego con el proceso de transición, tal y como demandase la resolución 2.254 del Consejo de Seguridad.