lunes, 27 de septiembre de 2010

Irán: un año de represión

En la web de Amnistía Internacional puede consultarse el informe "De la protesta a la prisión: Irán un año después de las elecciones" en el que se denuncia la violenta represión contra los manifestantes tras las elecciones presidenciales de 2009:
Un año después de las polémicas elecciones presidenciales de Irán de junio de 2009, Amnistía Internacional ha documentado un aumento de las medidas represivas contra la disidencia que mantienen en prisión a periodistas, estudiantes, activistas políticos y de derechos humanos, así como líderes religiosos. Abogados, académicos, ex presos políticos y miembros de las minorías étnicas y religiosas iraníes se han visto asimismo afectados por la expansión de la oleada represiva que ha desembocado en casos generalizados de tortura y otros malos tratos, junto con ejecuciones por motivación política.
Esta represión está documentada en el nuevo informe de Amnistía Internacional en el que se examina un año de arrestos y detenciones de personas que han expresado su postura contra el gobierno y sus abusos. La publicación del informe señala el lanzamiento de una campaña de un año por la libertad de los presos de conciencia en Irán, recluidos desde las polémicas elecciones presidenciales de 2009 y la represión desatada posteriormente, así como por la celebración de juicios justos sin recurso a la pena de muerte para otros presos políticos.

Centenares de personas siguen detenidas por su participación en las protestas de junio de 2009 o por expresar opiniones discrepantes, y el encarcelamiento de ciudadanos corrientes se ha convertido en algo cotidiano dentro de un “sistema de puerta giratoria” de arrestos y detenciones en expansión. Durante el último año han sido detenidas arbitrariamente incluso personas que sólo tienen lazos tentativos con grupos prohibidos, así como familiares de ex presos.

 

Sayed Ziaoddin Nabavi, estudiante, cumple una pena de 10 años de cárcel en la prisión de Evin. Miembro del Consejo de Defensa del Derecho a la Educación, su condena parece relacionada con el hecho de que tiene familiares pertenecientes a la Organización Muyahidín del Pueblo de Irán, grupo proscrito que según las autoridades fue responsable de organizar manifestaciones. Alrededor de 50 miembros de la fe bahaí han sido detenidos en varios lugares del país después de las elecciones. Las autoridades continúan, así, utilizando a este grupo como chivo expiatorio de los disturbios.

Las personas pertenecientes a las minorías étnicas de Irán han sido asimismo objeto de arrestos y detenciones, tanto durante las elecciones como después de ellas. Cuatro de los cinco presos políticos ejecutados en mayo sin las notificaciones que exige la ley eran kurdos, lo que ha sido un claro mensaje dirigido a toda persona que estuviera pensando en conmemorar el aniversario con protestas.
“Lo que pedimos es muy sencillo: la libertad inmediata e incondicional de todos los presos de conciencia y que los demás presos sean juzgados sin dilación por delitos reconocibles, sin recurso a la pena de muerte, en actuaciones que cumplan todas las normas internacionales sobre imparcialidad procesal”, ha afirmado Claudio Cordone.

Los detenidos permanecen días, semanas e incluso meses en régimen de incomunicación, mientras sus familias no pueden averiguar dónde están recluidos o por qué motivos. El secreto que rodea estas detenciones facilita que los interrogadores recurran a la tortura y a otros malos tratos, como violaciones y simulacros de ejecución, para obtener por la fuerza “confesiones” que se utilizarán más tarde como prueba en el juicio. Una mujer dijo de una activista de los derechos de la mujer con la que estuvo recluida: “Nos contó que sus interrogadores le habían puesto cables en los pezones y le habían dado descargas eléctricas. Estaba tan mal que a veces se desmayaba en la celda.”

Irán tiene uno de los índices de ejecución más altos del mundo. Amnistía Internacional ya ha registrado más de 115 ejecuciones desde que comenzó 2010.

domingo, 26 de septiembre de 2010

¿Acercamiento entre Fatah y Hamas?

Como viene ocurriendo cada vez que las conversaciones israelo-palestinas se acercan al abismo, Fatah intenta retomar las negociaciones con Hamas para cerrar la herida abierta tras los enfrentamientos entre ambas formaciones en verano de 2007. Después de un encuentro entre el responsable de la Inteligencia egipcia Omar Suleiman y el jefé del Buró Político de Hamas, Jaled Mashal, en La Meca, hace tan sólo unas semanas, ahora llega al turno a delegaciones de Fatah y Hamas, que se ha reunido ayer en Damasco para tratar de sellar sus diferencias. Así lo ha confirmado Ahmad Yusuf, alto responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno de Ismael Haniye al diario palestino al-Quds.


El responsable de Hamas anunció que las delegaciones volverán a encontrarse nuevamente en El Cairo para tratar de acercar posturas y buscar una reconciliación entre ambas formaciones, deseada no sólo por el mundo árabe e islámico, sino también por varias personalidades occidentales que también estarían tomando parte en el acercamiento.

Probablemente se trata tan sólo de un movimiento táctico del presidente Mahmud Abbas, que ante la posible reanudación de la colonización de los Territorios Ocupados palestinos por parte del Gobierno de Netanyahu estaría lanzando un mensaje tanto a la Administración de Obama como al gobierno israelí de que cuenta con más cartas en la manga de las que ellos creeen.

La reconciliación entre Fatah y Hamas no es una quimera. De hecho, ambos formaciones firmaron hace unos años el Acuerdo de El Cairo que preveían una repartición de funciones: Fatah se encargaría de las negociaciones de paz con Israel (siempre que no sobrepasaras unas líneas rojas) y Hamas (como vencedor de las últimas elecciones legislativas) se responsabilizaría, al frente de un gobierno de coalición donde estarían representadas todas las sensibilidades pólíticas, de la gestión de la Autoridad Palestina. En dicho acuerdo, los dos principales partidos palestinos admitieron un Estado palestino sobre las fronteras de 1967 con capital en Jerusalén Este.

Hasta el día de hoy, la reconciliación interna palestina ha sido vetada por EEUU y por buena parte de los miembros de la UE. A pesar de ello un eventual acuerdo de paz israelo-palestino es inviable de no contar con un amplio consenso en la escena israelí (lo que implica un acuerdo entre el Likud, Kadima y el menguante Partido Laborista) y en la palestina (no sólo Fatah, sino también Hamas).

sábado, 25 de septiembre de 2010

"Inaceptable brutalidad"

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU acaba de hacer público su informe en el que califican de "inaceptable" y "desproporcionado" el ataque contra el boque Mavi Marmara, uno de los seis integrantes de la flotilla de la libertad, en el curso del cual fueron asesinados nueve activistas turcos el pasado 31 de mayo.

En el curso de la investigación, boicoteada por las autoridades israelíes, se han realizado más de cien entrevistas en Ginebra, Londres, Estambul y Ammán a testigos presenciales del abordaje en aguas internacionales. El informe concluye que "las fuerzas israelíes violaron el Derecho Internacional, incluido el Derecho Internacional Humanitario y de Derechos Humanos, durante la interceptación de la flotilla y la detención de sus pasajeros y su posterior deportación".

Además aprovecha la ocasión para denunciar el inhumano bloqueo de la Franja de Gaza desde el triunfo electoral de Hamas en las elecciones de 2006: "La misión ha llegado a la firme conclusión de que el 31 de mayo existía una crisis humanitaria en Gaza. La carga de las pruebas provenientes de fuentes impecables es tan abrumadora que no se puede tener una opinión diferente, y una de las conclusiones que se derivan de ello es que el bloqueo de Gaza es totalmente ilegal". El informe considera que "la situación de Gaza, carente de los mínimos estándares de bienestar, es totalmente inaceptable e intolerable en el siglo XXI".

 

Algunas de las frases que pueden leerse en el informe:
- "El ataque constituyó una grave violación de las leyes de derechos humanos y la ley humanitaria internacional".
- "El ataque conllevó un nivel inaceptable de brutalidad, una conducta que no puede ser justificada sobre bases de seguridad u otras".
-  "En el tiempo transcurrido, no ha habido tiempo de compilar una lista total de los abusos cometidos (por los soldados israelíes), pero hay claras pruebas para apoyar acusaciones de los siguientes crímenes de acuerdo al artículo 147 de la Convención de Ginebra (...): asesinato premeditado, tortura o trato inhumano, o causar a propósito gran sufrimiento o heridas graves (...)".
- Las fuerzas israelíes actuaron "contra el derecho a la vida, torturas y otros tratos crueles o degradantes, contra el derecho a la libertad, delitos de arresto arbitrario, y en contra el derecho de los detenidos a ser tratados con humanidad y respeto".


viernes, 24 de septiembre de 2010

¿Un Estado palestino en 2011?

En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Barack Obama hizo un alegato a favor de la creación de un Estado palestino al señalar:Podemos volver el próximo año, como hemos hecho en los últimos sesenta, y hacer largos discursos. O podemos decir que esta vez sea diferente (...). Si lo hacemos, cuando volvamos el próximo año, podemos tener un acuerdo de paz que lleve a la admisión de un nuevo miembro de Naciones Unidas: un Estado independiente de Palestina, viviendo en paz con Israel”.


El presidente norteamericano reafirmó su "apoyo a la fórmula de los dos Estados –Israel y Palestina-, que vivan en paz y seguridad, en el marco de una paz global entre Israel y todos sus vecinos". También declaró tajantemente: "Los que somos amigos de Israel debemos entender que la verdadera seguridad del Estado judío requiere una Palestina independiente, que permita a los palestinos vivir con dignidad y con oportunidades (...) y los que somos amigos de los palestinos debemos comprender que los derechos del pueblo de Palestina se conseguirán sólo por medios pacíficos, incluida la reconciliación genuina con un Israel seguro".

Obama no pasó por alto los obstáculos en el camino, pero interpretó que las alternativas a la paz eran mucho peores: "Si no se alcanza un acuerdo, los palestinos no conocerán nunca el orgullo y la dignidad que da el tener un estado propio. Y los israelíes no tendrán nunca ni la certidumbre ni la seguridad que da el tener como vecino a un estado soberano y estable, comprometido con la coexistencia. La dura realidad de la demografía se impondrá y más sangre será derramada".

El presidente americano también demandó que la moratoria en la construcción de asentamientos en los Territorios Ocupados se prolongue para dar una oportunidad a las negociaciones. Probablemente este sea el principal test de las negociaciones, ya que la colonización intensiva del territorio palestino es incompatible con las negociaciones. Difícilmente se puede hablar de paz al mismo tiempo que se prosigue la política de hechos consumados destinada a impedir el nacimiento de un Estado palestino, tal y como se ha hecho en las dos últimas décadas en las que el número de colonos ha pasado de 225.000 a más de 500.000.


miércoles, 22 de septiembre de 2010

Crímenes e impunidad en Israel

La organización de derechos humanos israelí B´Tselem ha hecho público un informe "Void of Responsibility Israel Military Policy Not to Investigate Killings of Palestinians by Soldiers" en el que denuncia la impunidad del Ejército israelí y la falta de investigación de los asesinatos de civiles palestinos.



Desde la Segunda Intifada, señala el informe, las autoridades israelíes consideran la situación de los Territorios Ocupados como “un conflicto armado”, lo que permite que las acciones en la que mueren civiles palestinos que no tomaban parte en las hostilidades no tengan que ser investigadas como ocurría en el pasado.

B´Tselem ha presentado, durante el periodo 2006-9, un total de 148 denuncias de las que sólo se han abierto investigaciones en 22 casos. En un tercio de las ocasiones, la investigación se ha iniciado un año más tarde de los sucesos, lo que ha llevado a la destrucción de pruebas. Además, las investigaciones sólo toman declaración a los soldados israelíes, pero no a los testigos palestinos, con la consiguiente parcialidad.

Tal procedimiento parece indicar que las autoridades judiciales israelíes encubren, de manera sistemática, a los militares responsables de la muerte de civiles palestinos.

martes, 21 de septiembre de 2010

Autobiografía de Salim Barakat

La editorial ediciones del oriente y el mediterráneo acaba de publicar el libro Dos trayectos del escritor sirio de origen kurdo Salim Barakat.


Dos trayectos recoge bajo un mismo título los dos trabajos autobiográficos de Salim Barakat (El saltamontes de hierro y Toca, toca fuerte la trompeta hasta reventar), en los que el autor narra su infancia y adolescencia de niño curdo de la provincia de Jazira, al noreste de Siria. La vida descrita en estas páginas es cruda, violenta y sin paliativos: los juegos de la niñez, la amistad, el descubrimiento del sexo, los cambios políticos, las relaciones humanas…, todo ello se enmarca en un paisaje áspero y evocador. Los personajes y las situaciones adquieren la desmesura de la narración épica, pero el contrapunto de un humor exagerado revela el carácter grotesco de las relaciones sociales. Así, una pequeña aldea del Kurdistán sirio se convierte en el centro de un universo que no deja de sorprender al lector. La pasión de vivir, la crudeza y la profundidad de la mirada de Barakat, junto con un original dominio de la lengua y un ritmo trepidante, hacen de estas páginas una en la que el autor experimenta con la narrativa, no en términos de forma o estructura, sino de vocabulario, construcción de las frases, imágenes y voces narrativas.

Salim Barakat, de origen curdo, nació en 1951 en Qamishli, Siria. Indagador infatigable de su propia cultura curda, así como de la compleja mezcla de símbolos, narrativas y estilos de expresión representativos de otras culturas, como la árabe, asiria, armenia, circasiana y yazidí, se trasladó en 1970 a Damasco para estudiar literatura árabe y un año más tarde se estableció en Beirut, donde permaneció hasta la invasión israelí de Líbano en 1982. Ese año entró con pasaporte falso en Chipre, donde trabajó de editor asociado de la prestigiosa revista palestina Al-Karmel. Hasta entonces, había publicado cinco volúmenes de poesía, dos novelas, un diario y dos obras autobiográficas. Después de los Acuerdos de Oslo del año 1993, se trasladó a Suecia, había publicado su décimo libro de poesía y dos novelas más, y es allí donde reside en la actualidad. Su poesía contó desde sus comienzos con la admiración y el reconocimiento de autores como Adonis y Mahmud Darwish. Su universo simbólico narrativo y su imaginería fantástica le han llevado a ser calificado como el García Márquez de la literatura árabe.

lunes, 20 de septiembre de 2010

EEUU aceptaría 100.000 refugiados palestinos

En su edición de hoy, el diario israelí Haaretz recoge unas declaraciones de Ehud Olmert. En una conferencia organizada por la Iniciativa de Ginebra, el ex primer ministro israelí señaló que la Administración de George W. Bush habría aceptado conceder la ciudadanía norteamericana a 100.000 refugiados palestinos en el marco de un acuerdo de paz definitivo.



La importancia de la información radica en que Bush asumiría los compromisos de las negociaciones de Camp David y Taba, cuando se intentó resolver la cuestión de los refugiados palestinos (aunque circunscribiéndola a los radicados en Líbano). Debe tenerse en cuenta que de los 4.500.000 refugiados palestinos, los que se encuentran en una situación más precaria son los 1.250.00 de la Franja de Gaza (sometidos a un draconiano bloqueo por parte de Israel) y los 400.000 de Líbano (a los que se prohíbe ejercer más de 90 profesiones y, por lo tanto, se les condena a vivir de la precaria economía de los campamentos).

Además, Olmert recalcó que cualquier futuro acuerdo de paz debería fijar como frontera el retorno a las líneas de 1967, aunque con un intercambio proporcional de territorios para que los asentamientos erigidos en la zona ocupada quedaran del lado israelí. En el mapa se puede ver el contenido de la propuesta de Olmert, que se quedó en agua de borrajas, ya que se vio obligado a abandonar el Ejecutivo antes de finalizar su mandato debido a varios casos de corrupción. En azul aparecen las zonas bajo ocupación que serían anexadas por Israel y en rojo las zonas israelíes que quedarían dentro del Estado palestino.




domingo, 19 de septiembre de 2010

Siria: diez años perdidos

Un reciente informe de Human Rights Watch denuncia la persecución de las libertades y la violación de derechos humanos en la primera década en el poder de Bashar al-Asad.


Según se puede leer en la web de HRW:

"El presidente Bashar Al-Asad no ha cumplido sus promesas de aumentar las libertades públicas y mejorar el historial de derechos humanos de su gobierno durante una década en el poder". El informe de 35 páginas, "A Wasted Decade: Human Rights in Syria during Bashar al-Asad's First Ten Years in Power" (Una década desperdiciada: Los derechos humanos en Siria durante los primeros diez años en el poder de Bashar Al-Asad) examina el historial de derechos humanos de Al-Asad en función de cinco aspectos fundamentales: represión del activismo político y pro derechos humanos; las restricciones de la libertad de expresión; la tortura; el trato a los kurdos; y el legado de desapariciones forzadas en Siria. El veredicto es sombrío.

"Ya sea porque Al-Asad quería ser un reformador pero se lo impidió una vieja guardia arraigada o porque se trata simplemente de otro gobernante árabe que no está dispuesto a escuchar críticas, el resultado para el pueblo sirio es el mismo: ni libertad, ni derechos", señaló Sarah LeahWhitson, directora para Oriente Medio en Human RightsWatch.


En su discurso inaugural del 17 de julio de 2000, Al-Asad habló de la necesidad de "pensamiento creativo", "transparencia" y "democracia". Sin embargo, el período de tolerancia que siguió a la llegada al poder de Al-Asad no duró mucho, y las prisiones de Siria se volvieron a llenar rápidamente de presos políticos, periodistas y activistas pro derechos humanos.

En los ejemplos más recientes, durante las últimas tres semanas, lostribunales penales sirios han dictado diferentes condenas de tres años de cárcel contra dos destacados abogados de derechos humanos, Haytham Al-Maleh, de 78 años, y Muhanad Al-Hasani, de 42 años, por sus críticas contra el historial de derechos humanos de Siria. Los servicios de seguridad sirios, los temidos mukhabarat, realizan detenciones sin órdenes de arresto y torturan con completa impunidad. La censura es frecuente y se extiende a sitios web populares como Facebook, YouTube y Blogger.

No se han materializado las promesas de Al-Asad de nuevas leyes que ampliarían la participación política y de la sociedad civil. En marzo de 2005, dijo a periodistas que "el próximo período iba a ser una época de libertad para los partidos políticos" en Siria. Sin embargo, Siria sigue siendo un estado monopartidista de facto en el que sólo puede operar libremente el Partido Baath.

A la minoría kurda, que constituye aproximadamente el 10 por ciento de la población, se le niegan derechos colectivos fundamentales, como el derecho a aprender kurdo en las escuelas o celebrar festividades kurdas, como el Niruz (año nuevo kurdo). La represión oficial de los kurdos aumentó aún más después de marzo de 2004, cuando los kurdos sirios organizaron manifestaciones a gran escala por todo el norte del país, algunas de las cuales se tornaron violentas, para expresar quejas que llevaban gestándose desde hace tiempo.  A pesar de las reiteradas promesas de Al-Asad, se estima que 300.000 kurdos sin patria siguen esperando que el Gobierno sirio les otorgue la ciudadanía".

The Syria Human Rigths Committee también ofrece abundante información sobre la situación de los derechos humanos en Siria. Especialmente interesantes son sus informes anuales.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Resultados referéndum en Turquía

Un 58% de los electores a favor de las enmiendas constitucionales





Las 26 enmiendas a la Constitución turca de 1982 fueron aprobadas por un 58% de los electores. El no tan sólo cosechó un 42% de los votos. El referéndum era considerado como un test para el gobernante AKP y para el primer ministro Tayyip Erdogan y un intento de distanciarse del control del estado por parte de las Fuerzas Armadas.

Como puede verse en el mapa, en el interior de la península Anatolia y en las megaurbes de Ankara y Estambul se impuso el sí país, mientras que en el litoral, tradicionalmente más liberal y abierto al exterior, se impuso el no.



El diario El País en su edición del 13/9/2010 ofrece las claves del referéndum:

- Test para el Gobierno. Casi 50 millones de turcos estaban convocados ayer a las urnas para el referéndum sobre la reforma constitucional propuesta por el Gobierno islamista moderado de Recep Tayyip Erdogan.
- Fin de la inmunidad. La reforma retira la inmunidad judicial a los generales que llevaron a cabo el golpe de Estado de 1980, posibilitando su enjuiciamiento. Los delitos contra la Constitución o la seguridad nacional perpetrados por miembros de las Fuerzas Armadas serán juzgados por tribunales civiles.
- Reforma de la judicatura. El Parlamento podrá designar un porcentaje de los miembros del Tribunal Constitucional y el Consejo Superior del Poder Judicial.
- Más derechos civiles. Se otorga a los funcionarios el derecho a la huelga y al convenio colectivo. Se refuerza el derecho a la privacidad: las informaciones personales serán accesibles bajo ciertas circunstancias legales o con el permiso expreso de la persona. Se aumenta la protección a determinados sectores de la población como niños, ancianos, discapacitados, viudas, huérfanos y veteranos de guerra.

Otro artículo interesante es el artículo "Turkey says ‘yes'; gives go-ahead to more reforms", publicado por el diario turco Today Zaman: (13/9/2010)

Elecciones en Afganistán

France 24: Afghanistan : Fraude et violence, les deux spectres des élections


En las elecciones legislativas que se celebran hoy en Afganistán se elige el nuevo Parlamento. 2.556 candidatos se disputarán los 249 escaños en liza. La limpieza de los comicios se ve amenazada tanto por la violencia talibán como por el fraude y la compra de votos. Como telón de fondo, el anuncio de la Administración de Obama de retirar sus efectivos en el plazo de dos años.

En su edición de hoy el New York Times ofrece un listado con el precio del voto en cada provincia: Kunduz (15 $), Gazni (18 $) y Kandahar (1 $). En el resto del país, el precio del voto se mueve entre los 5 y 6 $.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Cumbre de Washington, 2/9/2010


¿Será esta cumbre distinta? Todo parece indicar que no. Abbas y Netanyahu presiden gobiernos débiles y sin respaldo parlamentario. Obama parece necesitar la foto para conseguir mejorar sus expectativas en las elecciones de noviembre.

Debate: "L'Iraq, missió complida?"

Secció: Informació
Títol: A dos...internacional
Capítol: L´Iraq, missió complida?
Emissió: 16/09/2010




Els dijous serà el torn per a l'estrena de l'A2 dedicat a l'actualitat internacional. El cap de la Secció Internacional de Canal 9 i reporter experimentat Vicent Montagud assentarà a la taula de debat dos convidats que debatran al voltant de les notícies i les informacions d'actualitat internacional. A més, l'A2 internacional aprofundirà en les informacions que no poden ser resoltes en els informatius diaris. Així, l'anàlisi i l'opinió dels experts seran les millors eines per a oferir al teleespectador una informació completa que li permeta conéixer de primera mà què passa al món.

Con la participación de: José Beltrán (teniente general del Ejército del Aire), Javier Paniagua (coordinador de la UNED en la Comunidad Valenciana) e Ignacio Álvarez-Ossorio (Universidad de Alicante)

jueves, 16 de septiembre de 2010

¿Integrar o aislar a Hamás?, El País, 23/8/2010

El País Opinión

Israel, EE UU y la UE deben entender que la organización palestina no puede quedar marginada de las negociaciones. Ningún acuerdo se traducirá en una paz real sin un vasto apoyo popular en ambos bandos


Mucho ha cambiado desde la aparición de Hamás en 1988. En tan solo dos décadas, este movimiento islamista se ha consolidado como una de las principales fuerzas políticas palestinas, como quedó patente en las elecciones de 2006 cuando se impuso por sorpresa a Fatah y demostró que su proyecto sociopolítico contaba con fuertes respaldos en los Territorios Ocupados.

Es bien sabido que Hamás fue una creación de los Hermanos Musulmanes palestinos. También es conocida su execrable fase terrorista en la que asesinó a cientos de civiles israelíes, razón por lo cual fue incorporada a las listas terroristas estadounidense y europea en la década de los noventa. Sin embargo su evolución más reciente ha pasado completamente desapercibida, a pesar de que ha implicado la revisión de sus postulados tradicionales, incluido su llamamiento a la destrucción de Israel. Tras suspender los atentados suicidas y aprobar una tregua unilateral, Hamás apostó por integrarse en la Autoridad Palestina y el Consejo Legislativo Palestino. Al dar estos pasos, Hamás se inclinó por la vía política para alcanzar sus objetivos.

La formación islamista parece seguir la política del paso a paso que en su día adoptara Fatah tras constatar la imposibilidad de imponerse a Israel en el terreno de batalla. Si bien es cierto que su programa electoral no renunció a sus credenciales islámicas -"nuestras posiciones en lo que se refiere a los aspectos políticos, económicos, sociales y culturales están basadas en el Islam"-, también lo es que abrió la puerta al empleo de la vía política al señalar que debían emplearse "todos los medios" para liberar el territorio ocupado. Esta posición contradecía su Carta fundacional -"no hay otra solución a la cuestión palestina que la yihad"-, lo que demostraría que dicho documento, citado hasta la saciedad por algunos analistas (que probablemente desconocen otros más recientes y de mayor relevancia publicados en árabe), ha quedado obsoleto. Como subrayara de manera acertada el diplomático Alberto Ucelay, "la Carta de Hamás es un documento más retórico que político, que tiene escasa o nula relevancia en la vida cotidiana del movimiento".

La apuesta de Hamás por el juego político aceleró el debate interno en torno a cuáles serían las fronteras aceptables del futuro Estado palestino. El 4 de abril de 2008, el máximo responsable de la formación, Jaled Mashal, manifestó al diario Al-Ayyam: "Los palestinos hemos adoptado una posición en torno al establecimiento de un Estado dentro de las fronteras de 1967, incluido Jerusalén Este. Los americanos y europeos deben tener en cuenta esta realidad y juzgarnos en consecuencia". Por si no hubiera quedado lo suficientemente claro, Mashal manifestó el 4 de mayo de 2009 a The New York Times: "Prometo a la Administración de Obama y a la comunidad internacional que seremos parte de la solución y no del problema. Somos partidarios de un Estado en las fronteras de 1967 y de una tregua de largo alcance con Israel".

Lo anteriormente dicho no implica que Hamás tenga intención de abandonar las armas. Sus dirigentes no se cansan de repetir que las mantendrán hasta que consigan un cierto equilibrio con Israel. En este sentido es oportuno recordar, como ha hecho Haim Malka, que para Hamás "no existe contradicción entre la actividad política y militar, ya que ambas van de la mano y forman parte inseparable de la resistencia. De hecho, el movimiento cree que la acción militar y la resistencia fortalecerán la posición política y negociadora palestina". En ello se asemeja a Hezbolá, que se ha integrado exitosamente en la vida política libanesa (disponiendo incluso de capacidad de veto sobre las decisiones del Gobierno de Saad Hariri) sin renunciar a sus milicias.

Pese a este incuestionable avance, la comunidad internacional no ha variado su posición hacia Hamás. Tras su victoria electoral en 2006, el Cuarteto estableció un cordón sanitario en torno al Gobierno islamista fijando tres condiciones para su reconocimiento: abandono de la violencia, reconocimiento de Israel y aceptación de los acuerdos firmados. Ni los actores regionales -Arabia Saudí, Egipto y Jordania- ni tampoco Estados Unidos ni la Unión Europea tenían demasiado interés en el éxito del experimento islamista. De ahí su tibia respuesta a las campañas militares israelíes -Lluvia de Verano en 2006 y Plomo Fundido en 2008, en las que murieron 1.800 palestinos en su mayoría civiles- y ante el bloqueo que padece la Franja de Gaza y su millón y medio de habitantes, encerrados en una prisión a cielo abierto desde hace cuatro años.

De hecho, el bloqueo israelí y el boicoteo internacional representan dos caras de la misma moneda porque, en definitiva, persiguen el mismo objetivo: asfixiar a Hamás en su feudo de Gaza. Como destacara el prestigioso Internacional Crisis Group, "la estrategia de Estados Unidos (y, en menor grado, de los europeos) se basa, por un lado, en la contención, frustrando el Gobierno de Hamás pero evitando una crisis humanitaria, y de manera simultánea, en la preparación del terreno para un contragolpe popular. El objetivo sería enviar un claro mensaje a Hamás, a los palestinos y a la región en su conjunto: la ideología de la organización islamista y sus prácticas no tienen espacio".

Aunque dicha estrategia no ha dado los resultados esperados (más allá del conato de guerra civil de 2007), no parece que vaya a revisarse. De hecho, el Cuarteto, capitaneado por Estados Unidos y con la UE de comparsa, continúa vetando la creación de un gobierno de unidad nacional palestino, lo que dificulta la reconciliación entre las distintas facciones. Otro motivo de preocupación es el apoyo occidental a la prolongación de los mandatos del presidente Mahmud Abbas y el primer ministro Salam Fayyad, a pesar de que expiraron hace ya varios meses, con el consiguiente déficit de legitimidad que arrastran a la hora de adoptar decisiones importantes en el proceso de paz.

Ante esta coyuntura es pertinente preguntarnos si el boicoteo a Hamás debe mantenerse de manera indefinida o, si por el contrario, debe ser revisado para reforzar a sus sectores más pragmáticos y fortalecer su estrategia gradualista. Ante un dilema similar, las Naciones Unidas apostaron por el reconocimiento de la OLP en la década de los setenta, lo que llevó a la central palestina a alejarse de sus posiciones maximalistas e incorporarse, años después, al proceso de paz.

En un contexto en el que el presidente norteamericano Barack Obama ha mostrado su disposición a dialogar con los talibanes afganos y los insurgentes iraquíes, cuesta entender el veto de la Casa Blanca a Hamás, que nunca ha atentado contra intereses americanos. Más chocante es la actitud de la Unión Europea, que apuesta por la solución de los dos Estados pero que ha sido incapaz de adaptarse a la nueva repartición de fuerzas existente sobre el terreno, lo que le ha llevado a identificar a Hamás (y no a la ocupación israelí del territorio palestino) como el principal obstáculo del proceso de paz. Miguel Ángel Moratinos, que visitará la Franja de Gaza en septiembre, debería valorar si ha llegado el momento de cerrar de una vez este círculo vicioso y también barajar la posibilidad de encontrarse con los islamistas, como ya ha hecho algún otro diputado socialista español.

Dos décadas después del inicio del proceso de paz parece claro que una de las principales razones de su fracaso fue la falta de apoyos en Israel y los Territorios Ocupados. Si es difícilmente imaginable un acuerdo en torno a la creación de un Estado palestino sin contar con un amplio consenso político israelí (en el que, inevitablemente, tendrá que tomar parte el Likud), tampoco puede concebirse que Hamás (que, nos guste más o menos, representa a una parte significativa de la población palestina) sea marginada. Como la experiencia ha demostrado, los acuerdos sobre el papel difícilmente se traducirán en una paz real de no contar con un vasto respaldo popular.


Ignacio Álvarez-Ossorio es profesor de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad de Alicante y autor del informe ¿Es todavía viable un Estado palestino? (Fundación Alternativas, 2010).