viernes, 24 de septiembre de 2010

¿Un Estado palestino en 2011?

En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Barack Obama hizo un alegato a favor de la creación de un Estado palestino al señalar:Podemos volver el próximo año, como hemos hecho en los últimos sesenta, y hacer largos discursos. O podemos decir que esta vez sea diferente (...). Si lo hacemos, cuando volvamos el próximo año, podemos tener un acuerdo de paz que lleve a la admisión de un nuevo miembro de Naciones Unidas: un Estado independiente de Palestina, viviendo en paz con Israel”.


El presidente norteamericano reafirmó su "apoyo a la fórmula de los dos Estados –Israel y Palestina-, que vivan en paz y seguridad, en el marco de una paz global entre Israel y todos sus vecinos". También declaró tajantemente: "Los que somos amigos de Israel debemos entender que la verdadera seguridad del Estado judío requiere una Palestina independiente, que permita a los palestinos vivir con dignidad y con oportunidades (...) y los que somos amigos de los palestinos debemos comprender que los derechos del pueblo de Palestina se conseguirán sólo por medios pacíficos, incluida la reconciliación genuina con un Israel seguro".

Obama no pasó por alto los obstáculos en el camino, pero interpretó que las alternativas a la paz eran mucho peores: "Si no se alcanza un acuerdo, los palestinos no conocerán nunca el orgullo y la dignidad que da el tener un estado propio. Y los israelíes no tendrán nunca ni la certidumbre ni la seguridad que da el tener como vecino a un estado soberano y estable, comprometido con la coexistencia. La dura realidad de la demografía se impondrá y más sangre será derramada".

El presidente americano también demandó que la moratoria en la construcción de asentamientos en los Territorios Ocupados se prolongue para dar una oportunidad a las negociaciones. Probablemente este sea el principal test de las negociaciones, ya que la colonización intensiva del territorio palestino es incompatible con las negociaciones. Difícilmente se puede hablar de paz al mismo tiempo que se prosigue la política de hechos consumados destinada a impedir el nacimiento de un Estado palestino, tal y como se ha hecho en las dos últimas décadas en las que el número de colonos ha pasado de 225.000 a más de 500.000.


No hay comentarios:

Publicar un comentario