domingo, 26 de septiembre de 2010

¿Acercamiento entre Fatah y Hamas?

Como viene ocurriendo cada vez que las conversaciones israelo-palestinas se acercan al abismo, Fatah intenta retomar las negociaciones con Hamas para cerrar la herida abierta tras los enfrentamientos entre ambas formaciones en verano de 2007. Después de un encuentro entre el responsable de la Inteligencia egipcia Omar Suleiman y el jefé del Buró Político de Hamas, Jaled Mashal, en La Meca, hace tan sólo unas semanas, ahora llega al turno a delegaciones de Fatah y Hamas, que se ha reunido ayer en Damasco para tratar de sellar sus diferencias. Así lo ha confirmado Ahmad Yusuf, alto responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno de Ismael Haniye al diario palestino al-Quds.


El responsable de Hamas anunció que las delegaciones volverán a encontrarse nuevamente en El Cairo para tratar de acercar posturas y buscar una reconciliación entre ambas formaciones, deseada no sólo por el mundo árabe e islámico, sino también por varias personalidades occidentales que también estarían tomando parte en el acercamiento.

Probablemente se trata tan sólo de un movimiento táctico del presidente Mahmud Abbas, que ante la posible reanudación de la colonización de los Territorios Ocupados palestinos por parte del Gobierno de Netanyahu estaría lanzando un mensaje tanto a la Administración de Obama como al gobierno israelí de que cuenta con más cartas en la manga de las que ellos creeen.

La reconciliación entre Fatah y Hamas no es una quimera. De hecho, ambos formaciones firmaron hace unos años el Acuerdo de El Cairo que preveían una repartición de funciones: Fatah se encargaría de las negociaciones de paz con Israel (siempre que no sobrepasaras unas líneas rojas) y Hamas (como vencedor de las últimas elecciones legislativas) se responsabilizaría, al frente de un gobierno de coalición donde estarían representadas todas las sensibilidades pólíticas, de la gestión de la Autoridad Palestina. En dicho acuerdo, los dos principales partidos palestinos admitieron un Estado palestino sobre las fronteras de 1967 con capital en Jerusalén Este.

Hasta el día de hoy, la reconciliación interna palestina ha sido vetada por EEUU y por buena parte de los miembros de la UE. A pesar de ello un eventual acuerdo de paz israelo-palestino es inviable de no contar con un amplio consenso en la escena israelí (lo que implica un acuerdo entre el Likud, Kadima y el menguante Partido Laborista) y en la palestina (no sólo Fatah, sino también Hamas).

2 comentarios:

  1. Me entra la curiosidad de saber si Israel estaría dispuesta a negociar algo con Fatah sabiendo que Hamas está al frente del gobierno palestino, conforme al reparto de funciones que indicas de los Acuerdos de El Cairo. Yo creo que no, por lo que el mismo acuerdo sería inaplicable: Fatah no podría negociar con Israel.

    ResponderEliminar
  2. Hoy por hoy me da la impresión que una negociación directa entre Hamas e Israel sobre el futuro de Palestina es inviable. Por eso Hamas ha aceoptado en varias ocasiones (tanto en el Acuerdo de Reconociliación Nacional de 2005 como en el Acuerdo de El Cairo de 2009) que sea la presidencia de la ANP (Mahmud Abbas) quien negocie cara a cara el establecimiento de un Estado. Eso no quiere decir que haya dado carta blanca a Fatah en la negociación, ya que se reserva el derecho a la celebración de un referéndum en el caso de que el acuerdo genere controversia o no cumpla requisitos mínimos.

    ResponderEliminar