sábado, 25 de septiembre de 2010

"Inaceptable brutalidad"

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU acaba de hacer público su informe en el que califican de "inaceptable" y "desproporcionado" el ataque contra el boque Mavi Marmara, uno de los seis integrantes de la flotilla de la libertad, en el curso del cual fueron asesinados nueve activistas turcos el pasado 31 de mayo.

En el curso de la investigación, boicoteada por las autoridades israelíes, se han realizado más de cien entrevistas en Ginebra, Londres, Estambul y Ammán a testigos presenciales del abordaje en aguas internacionales. El informe concluye que "las fuerzas israelíes violaron el Derecho Internacional, incluido el Derecho Internacional Humanitario y de Derechos Humanos, durante la interceptación de la flotilla y la detención de sus pasajeros y su posterior deportación".

Además aprovecha la ocasión para denunciar el inhumano bloqueo de la Franja de Gaza desde el triunfo electoral de Hamas en las elecciones de 2006: "La misión ha llegado a la firme conclusión de que el 31 de mayo existía una crisis humanitaria en Gaza. La carga de las pruebas provenientes de fuentes impecables es tan abrumadora que no se puede tener una opinión diferente, y una de las conclusiones que se derivan de ello es que el bloqueo de Gaza es totalmente ilegal". El informe considera que "la situación de Gaza, carente de los mínimos estándares de bienestar, es totalmente inaceptable e intolerable en el siglo XXI".

 

Algunas de las frases que pueden leerse en el informe:
- "El ataque constituyó una grave violación de las leyes de derechos humanos y la ley humanitaria internacional".
- "El ataque conllevó un nivel inaceptable de brutalidad, una conducta que no puede ser justificada sobre bases de seguridad u otras".
-  "En el tiempo transcurrido, no ha habido tiempo de compilar una lista total de los abusos cometidos (por los soldados israelíes), pero hay claras pruebas para apoyar acusaciones de los siguientes crímenes de acuerdo al artículo 147 de la Convención de Ginebra (...): asesinato premeditado, tortura o trato inhumano, o causar a propósito gran sufrimiento o heridas graves (...)".
- Las fuerzas israelíes actuaron "contra el derecho a la vida, torturas y otros tratos crueles o degradantes, contra el derecho a la libertad, delitos de arresto arbitrario, y en contra el derecho de los detenidos a ser tratados con humanidad y respeto".


No hay comentarios:

Publicar un comentario