miércoles, 11 de julio de 2012

Egipto y el Movimiento 6 de Abril

La revista Afkar/Ideas incluye en su último número de verano 2012 una entrevista de Carla Fibla al activista egipcio Ahmed Maher, del Movimiento 6 de Abril, uno de los principales artífices de las mannifestacines que pusieron fin a la presidencia de Mubarak.

afkar/ideas: ¿En qué momento considera que se encuentra la revolución egipcia?ahmed maher: Es una revolución que, como ha ocurrido en otros países en proceso de cambio, ha pasado por una serie de etapas, y deberá enfrentarse a otras fases, a muchas más. Los egipcios no estamos jugando la final de un campeonato, sino muchos partidos al mismo tiempo. Al principio, el movimiento social que generó la revolución fue muy fuerte; se despertaron muchas esperanzas, queríamos cambiar muchas cosas, modificarlo todo rápidamente. Pero el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCAF, sus siglas en inglés) no está dispuesto a perder el poder que ha ostentado en la sombra durante décadas. La SCAF quiere mantener su autoridad, controlar al régimen, porque existen diferentes caras e intereses del sistema y ellos están trabajando para preservar las que les afectan, controlar las que pueden perjudicarles.
Desde el comienzo de la revolución, la SCAF ha utilizado a las fuerzas islamistas y democráticas, como los Hermanos Musulmanes, contra nosotros, contra el movimiento de la calle que no está dispuesto a ser controlado de nuevo. Por ejemplo, ha intentando difundir rumores para destruir nuestra credibilidad en la calle, para debilitarnos y dividir al movimiento de jóvenes. Pero en este momento, después de haber pasado por etapas bastante complicadas en los meses de noviembre, diciembre, enero…  volvemos a estar en situación de fuerza porque ahora hay problemas entre los grupos islámicos y la SCAF. De hecho, ahora los grupos islámicos se están acercando a nosotros, nos buscan, quieren cooperar en las manifestaciones y acciones que organizamos. Nos han pedido perdón en privado por haber votado a favor de la reforma de la Constitución. Ahora dicen que esa opción en el referéndum fue un gran error. Los Hermanos Musulmanes han llamado a muchos miembros de nuestros grupos para que participen en las administraciones locales, en los barrios… y han prometido un cambio de actitud. A partir de ahora nos apoyarán escuchando más a la calle.
 
a/i: ¿Qué pretende obtener el Movimiento 6 de Abril de una colaboración con los Hermanos Musulmanes?a.m.: Los Hermanos Musulmanes no son como los salafistas. Estos representan a la derecha radical de la política de Egipto. En cambio, los Hermanos Musulmanes tienen una ideología conservadora y de derechas pero son muy pragmáticos. Han demostrado que pueden variar su estrategia si lo necesitan o si les compensa para alcanzar sus objetivos.

a/i: ¿Qué ha aprendido como activista en el último año y medio?a.m.: Que necesitamos construir una estructura mucho más estable, que son necesarias profundas raíces para avanzar. No lo hemos hecho hasta ahora porque los egipcios, el ciudadano medio, no estaban preparados. También debemos establecer un plan estratégico mucho más preciso de cara al futuro de nuestra lucha. Cuando comenzó la revolución carecíamos de ese plan y ahora es imprescindible para seguir avanzando porque ya no podemos improvisar más. Hay que centrarse en los momentos en los que se deben producir cambios concretos, hay que tomar las riendas de esta revolución.

a/i: ¿Cuáles son los objetivos para 2012?a.m.: Construir una organización sólida, con raíces en la sociedad a todos los niveles. Nosotros rechazamos las elecciones que se han celebrado hasta ahora, incluidas las presidenciales, pero creo que estaremos preparados para presentarnos con más de 20.000 candidatos a los próximos comicios locales y, por supuesto, lo haremos a las siguientes elecciones parlamentarias.

a/i: ¿Cree que el uso de las redes sociales, la comunicación a través de Facebook y Twitter se ha sobreestimado en Egipto, teniendo en cuenta el reducido acceso a Internet?a.m.: En 2008 fuimos los primeros que organizamos una huelga general a través de Facebook, a través de las redes sociales. Para nosotros la difusión de los mensajes, la capacidad para convocar, no fue una sorpresa porque antes de la revolución teníamos muy en cuenta que debíamos utilizar las redes de forma profesional. Ahora todo el mundo utiliza este medio de comunicación para hacer política, pero no llega a todas partes y por eso debemos mejorar su efecto real en la sociedad. Los medios de la red son viejos, es más importante llegar a los barrios pobres, y tener una mayor difusión entre los que no están conectados.

a/i: Pero, ¿diría que ha sido una de las vías que han ayudado a que triunfara la revolución? a.m.: Es una herramienta efectiva pero no llega a la mayoría de la población. Fue útil en la convocatoria del 25 de enero de 2011 porque hubo mucho apoyo externo, pero para las elecciones no tuvo un gran alcance. Grupos como los Hermanos Musulmanes tienen gente que les apoya en los barrios populares en lugar de estar centrados en las redes sociales, y eso es práctico y efectivo.

a/i: ¿Está el Movimiento  6 de Abril unido?a.m.: Tenemos algunos problemas. Tras la revolución estábamos muy unidos pero después miles de personas querían entrar en el movimiento. Se unieron grupos sin principios, y como todo sucedía tan rápido, sin tiempo para tomar decisiones y analizar, muchos miembros boicotearon el movimiento desde dentro. Eran pequeños grupos que querían cambiar la ideología principal, lo rechazamos  y se fueron. También había infiltrados del PND, con buena relación con la seguridad, no les cogimos al principio pero luego empezaron a crear problemas y les localizamos y expulsamos. Ese grupo se ha unido a otros y ahora son el Frente y trabajan contra nosotros, contra los movimientos originales, para intentar debilitarnos. No son todos malos, pero los que los controlan sí lo son. Han expandido rumores falsos o cuestionan cosas estúpidas. Calculamos que en un año todo estará claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario