martes, 18 de diciembre de 2012

Yarmuk bombardeado

No es la primera vez que este campamento de refugiados palestinos, en los alrededores de Damasco, registra combates de intensidad, pero sí la primera vez que Yarmuk es bombardeado por la aviación del régimen sirio. Según la UNRWA, en esta campamento informal que ha acabado por convertirse en un barrio más de Damasco viven casi 150.000 refugiados (es decir, una tercera parte de los palestinos registrados en Siria).

Todo hacía presentir lo peor después de que, hace unos días, se filtrara la huída a Tartus de Ahmad Yibril, secretario general del Frente Popular de Liberación Palestina-Comando General y mamporrero del régimen sirio. El pasado domingo, los cazas Mig del régimen atacaron una mezquita situada cerca del hospital al-Basel que acogía a centenares de personas que habían huído de la violencia. Según Al-Jazeera, ocho personas murieron en dicho ataque.
Foto
El presidente palestino Mahmud Abbas exigió, según recoge Al-Hayat, la inmediata suspensión de los ataques: "Hacemos un llamamiento a las partes en conflicto para que eviten al pueblo palestino y a sus campamentos [...] y a la comunidad internacional para que proteja a nuestro pueblo en Siria". A pesar de estos llamamientos, las tropas del régimen sirio rodearon el campamento ayer lunes. Miles de sus habitantes han podido abandonar el campamento dirigiéndose a barrios aledaños, aunque también se tiene constancia de que cientos de ellos han cruzado la frontera con Líbano.

Mientras esto sucede, The Sunday Times informa de que Bashar al-Asad podría estar planteándose refugiarse en su localidad natal (Qardaha) en el caso de que Damasco caiga en manos de los rebeldes. Según fuentes rusas, ya se habrían trasladado a la zona varias brigadas para proteger este bastión alawí. La información también apunta a que miles de alawíes, la minoría confesional del presidente sirio, estarían dirigiéndose ya hacia la franja mediterránea buscando un refugio seguro ante el avance de los rebeldes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario