martes, 20 de diciembre de 2011

¿Quién prendió fuego al Instituto Egipcio?

En su blog Crónica Negra, el periodista Javier Valenzuela se pregunta "¿quién prendió fuego al Instituto Egipcio?". Esta noticia, que ha pasado prácticamente desapercibida, supone una auténtica tragedia y una pérdida irreparable para la cultura egipcia, ya que la biblioteca custodiaba algunos ejemplares únicos como la Descripción de Egipto elaborada durante la invasión del país por las tropas de Napoleón (1798-1801).

"En 1992 la Biblioteca Nacional de Sarajevo, seña de identidad de una Bosnia donde convivían musulmanes, católicos, ortodoxos y judíos, fue arrasada por un incendio causado por el bombardeo de la artillería serbia. Con aquella barbarie, los sitiadores de Sarajevo confirmaban que estaban dispuestos a todo con tal de terminar con el secular pluralismo bosnio e imponer la limpieza étnica.

Casi veinte años después, el pasado fin de semana, el Instituto Egipcio de El Cairo ha resultado gravemente dañado por un incendio que, entre otras piezas valiosísimas, ha destruido la copia original de la Description de L´Egypte, los veinticuatro volúmenes ilustrados que Napoleón encargó al grupo de científicos que le acompañó durante su campaña en el Valle del Nilo. Otros miles de libros y documentos perecieron asimismo entre las llamas.
¿Quién prendió fuego al Instituto Egipcio? Probablemente nunca obtendremos una respuesta satisfactoria a esta pregunta. Ni tan siquiera sería capaz de encontrarla el avispado Yusuf Jalifa, el policía egipcio que protagoniza los thrillers arqueológicos del británico Paul Sussman. En cambio, lo que sabemos con absoluta certeza es quién intentó denodadamente salvar los valiosos materiales del Instituto Egipcio. Fueron los manifestantes que, con el de hoy ya hace cuatro días, se enfrentan a fuerzas militares y policiales en el centro de El Cairo para exigir que su revolución no sea secuestrada.

Lo sabemos no sólo por sus testimonios, sino por el reconocimiento oficial efectuado por el doctor Zein Abdel-Hadi, responsable de las bibliotecas y archivos egipcios. En
declaraciones recogidas por el diario cairota Al Ahram, Abdel-Hadi ha expresado su gratitud y admiración por el trabajo que durante toda una noche de pesadilla hicieron cientos de manifestantes para rescatar códices, manuscritos y libros del edificio en llamas ¡mientras eran hostigados por las fuerzas antidisturbios!

Testimonios de blogueros y tuiteros demócratas, como el de la autora de Egyptian Chronicles, informan que los manifestantes rogaron a las numerosas fuerzas de seguridad presentes en la zona que apagaran el fuego y recibieron carcajadas como respuesta. Según estos testimonios, el fuego arrancó del interior del edificio, donde estaban apostados elementos militares y policiales que participaban en la represión".

No hay comentarios:

Publicar un comentario