martes, 28 de mayo de 2013

Antifascistas y anticapitalistas pro-Asad

Viene ya siendo un tópico el alineamiento de distintos grupos de izquierda con Bashar al-Asad. Entre los argumentos que suelen esgrimir está el supuesto talante progresista, socialista, panarabista y antiimperialista del régimen sirio. Tamaña sarta de incorreciones sólo puede atribuirse al puro desconocimiento del quehacer cotidiano del régimen autoritario, que lleva más de cuatro décadas en el poder aplastando cualquier protesta y persiguiendo con saña a sus críticos. Me entero que un miembro de la comunidad siria ha sido expulsado de un grupo que se define como "antifascista y anticapitalista" por sus posiciones anti-Asad. Aquí reproduco su carta de denuncia. 

"He querido publicar una aclaración sobre las múltiples discusiones sobre la situación que se vive en Siria. Soy Raed Aljundi, de origen sirio y al igual que otros cientos de miles de sirios, he tenido que abandonar el país por no estar de acuerdo con la policía neoliberal que ejerce el régimen sirio.  No soy el único de mi familia que sufrió la persecución, mi tío pasó 13 años en la cárcel, otros 8 primos, cada uno estuvo “detenido” unos años por pertenecer a partidos de base comunistas. Mi primo Muddar murió bajo tortura por pertenecer a una organización marxista

En este “Reino del Silencio”, como lo llama Riyad Alturk, dirigente legendario de la izquierda siria encarcelado durante 28 años, hubo un proceso de cambios lento pero decidido que culmino en la destrucción del sector público de Siria de forma continuada. Todo lo que se había conseguido durante la década de los 60 (la reforma agraria, pleno empleo, derechos sociales, etc.) fue hecho pedazos por Hafez Al Assad, padre del actual gobernante Bashar. Con el hijo heredero, Bashar, y desde el año 2000, tuvo lugar el expolio de forma descarada del país a manos de la familia Assad, sus amigos y sobre todo con los capitalistas de Damasco y Alepo. 

Se han privatizado las empresas públicas, pasándolas a manos de familiares del presidente, echaron a muchísimos trabajadores sin ninguna indemnización, ni siquiera les han permitido quejarse ya que se considera como traición. En cuestión de pocos años, han aparecido nuevos millonarios, uno de ellos es Rami Makhlouf, el primo hermano de Bashar, que presume de poseer el 60% de las riquezas del país, también aumentó el paro hasta alcanzar el 40% (según cifras del propio régimen). Y con los recortes recomendados por el Banco Mundial, 300.000 personas se han visto forzadas a acercarse a las grandes urbes para ocupar chabolas. Hoy día son 8 millos de sirios los que viven en viviendas “ilegales” en condiciones infrahumanas

Son datos bastante claros y son suficientes a mi juicio para darles el derecho a esta gente a levantarse en contra de un régimen capitalista y fascista que no duda en asesinar, detener y torturar a cualquier disidenciaPor eso apoyo a la revolución siria y a poyo a los primeros soldados desertores que rechazaban disparar a los manifestantes pacíficos desarmados. Es cierto que al cabo de más de 2 años de revolución, ya han intervenido potencias regionales no deseadas por el pueblo sirio, han entrado también yihadistas de muchos países que son una mancha negra en el rostro de esta heroica revolución. 
Estoy completamente en contra de cualquier intervención por parte de las monarquías reaccionaria árabes ya que lo que nos van a traer no es nada bueno para mi pueblo, tampoco estoy con la intervención de la OTAN y sus aliados, pero al mismo tiempo condeno la intervención, desde el principio, de otras potencias “capitalistas” y mafiosas como la rusa. Rusia, al igual que occidente en general, se mueve por el puro interés económico y geoestratégico y no precisamente por defensa de los derechos de los pueblos. ¡Rusia ya no es la URSS!

¿Qué fuerzas quedan apoyando al pueblo sirio? Una vez ya descartados los antes mencionados (OTAN, Rusia, etc..), ¡¡NO QUEDA NADIE!! Porque, para colmo, la izquierda internacional, que supuestamente apoya a los pueblos, se ha unido en una gran parte a las filas del régimen sirio. Algunos se preguntan: ¿qué hacemos ahora con la revolución? ¿Qué hacemos cuando han intervenido todos estos factores no deseados de yihadistas, otanistas y monarquías reaccionarias?

Lo que no podemos hacer es dejar a 22 millones de sirios morir y sufrir un genocidio sin procedente. No podemos dar marcha atrás y permitir que este régimen vuelva a tratar a los sirios como esclavos. A la mujer maltratada y violada por su maltratador, no podemos decirle que se calle por obedecer a unos esquemas sociales arcaicos

Por decir estas cosas, un compañero y yo hemos sido expulsados del grupo de facebook Anticapitalistas-Antifascistas, un grupo que dice estar en contra del fascismo y del capitalismo pero cuyos administradores, bajo el pretexto de los intentos de injerencia de la OTAN, las monarquías reaccionarias del Golfo, han terminado haciendo la pinza con un gobierno que no solamente es capitalista sino que además responde y trata a la disidencia mediante el asesinato y la tortura, del mismo modo que lo haría el fascismo. Denuncio, por consiguiente, la forma de dialogo que he observado en este grupo. ¡¡¡Una forma que empieza tachándome de traidor!!! ¡¡De no saber nada de mi país!! De difamar a un régimen genocida y sectario. Para colmo, y ya cuando pones en evidencia los hechos, ¿¿¿TE EXPULSAN??? ¿Esa es la manera de discutir? Insultos y expulsión". 

1 comentario:

  1. Muy interesante. Las causas humanitarias a veces nublan la mente y hay quien cree que todos los conflictos son iguales, y confunden al régimen sirio con un estado democrático, al que hay que defender de una agresión imperialista, como ocurrió en Guatemala en el 54 o en Chile en el 73. No tiene nada que ver. Y, como dice el autor de la carta, se están incorporando al "ejército de liberación" grupos no deseados de nuevos tiranos. Gracias por compartirlo, Nacho.

    ResponderEliminar