lunes, 20 de mayo de 2013

Pappe sobre la nakba

Coincidiendo con la visita del historiador israelí Ilan Pappe a España, la revista cultural online El Asombrario realizó una detallada entrevista a cargo de Carlos Pérez Cruz que reproducimos a continuación. El eje central de la conversación radica en la Nakba, la catástrofe palestina, como es conocida la expulsión de cientos de miles de palestinos de sus hogares en el marco de la guerra de 1947-1948. Repoduzco alguno de sus extractos recomendando, como es habitual, que se lea en su totalidad en el enlace arriba indicado.

Cuando alguien tiene algo que resolver, el primer paso es reconocer que tiene un problema. No sé si Israel reconoce que tiene un problema pero, ¿cuál debería ser su primer paso?
Creo que el primer paso es reconocer realmente que el sionismo era un movimiento colonialista que tomó por la fuerza la tierra de otros. El segundo: reconocer que, por esta causa, en 1948 intentó una limpieza étnica de palestinos. Si tuviéramos una sociedad que reconociera tanto la naturaleza colonialista de sus orígenes, como el gran crimen que cometió en 1948, sería un muy buen punto de partida para afrontar los otros problemas.

¿Tienen los palestinos una idea equivocada de su propio pasado?
No lo creo. Pienso que los palestinos entienden muy bien lo que les pasa, aunque les llevó tiempo. Puede que a veces no entiendan por completo el principal objetivo del sionismo, que es lograr la mayor parte de Palestina que pueda y con el menor número de palestinos posible dentro. Las urgencias de Palestina están en otras áreas: una es la de la unidad y la representación -no creo que hayan resuelto la cuestión de la representación-; la otra es que deberían pensar también en cómo les gustaría ver a los judíos en una Palestina liberada. Tienen que decir, y creo que sería de gran ayuda, cómo ven la presencia judía, ya no dentro de la ocupación y de la colonización, sino dentro de un estado democrático.

La historia es una herramienta muy poderosa que puede utilizarse de muy diferentes maneras. Estás considerado, de algún modo, como un historiador alternativo a lo que se considera la verdad oficial de Israel. Sé que esto no es algo que se pueda responder en pocas palabras pero, ¿cuáles son las principales manipulaciones que hace la historia oficial israelí y en qué sentido esas manipulaciones son un obstáculo para una solución pacífica?
Como dices, no es fácil (risas). Déjame intentarlo con, al menos, las más importantes. Una es que la mayoría de los israelíes vive todavía con ese mito -que es muy perjudicial para el proceso de paz- de que Palestina era una tierra vacía o una tierra sin gente para gente sin tierra. La segunda es el mito israelí de que los palestinos fueron convencidos en 1948 por sus propios líderes y los líderes de los países árabes para que abandonaran, y que los israelíes trataron de convencerles para que se quedaran y que, por lo tanto, Israel no tiene responsabilidad en la creación del problema de los refugiados. Tratar de explicar a los israelíes que ellos planearon la expulsión de los palestinos, que éste fue un crimen que creó un problema de refugiados y que dio lugar a la creación de la OLP… Este es el tipo de historia que los israelíes tienen muchos problemas para aceptar. El tercer punto es explicarles a los israelíes que la OLP -o Hamás, de hecho-, no es una organización terrorista sino una legítima organización de liberación. Diga lo que diga Israel sobre la solución de los dos Estados, la idea es que les ayuda a lograr ocupar Cisjordania y la Franja de Gaza sin ningún tipo de presión internacional. Esta no es una idea genuina de reconciliación. La única solución es la de un Estado.

Las palabras son importantes y éstas pierden su significado si se usan mal, especialmente si queremos ser honestos y convencer a la gente con argumentos reales y resultar creíbles. ¿Es correcto usar el concepto ‘apartheid’ para definir lo que Israel está haciendo con los palestinos?
Sí. Pienso que la mejor respuesta a esta pregunta es lo que dijo Desmond Tutu -que conoce el ‘apartheid’ muy bien-, cuando visitó Israel y los Territorios Ocupados. Dijo con razón: “la situación de los palestinos dentro de Israel es mejor que la de los africanos en la Sudáfrica del ‘apartheid’. La situación de los palestinos en Cisjordania y en Gaza es peor que en la Sudáfrica del ‘apartheid’”. Pienso que es una descripción apropiada para algunas de las políticas israelíes. Es un poco diferente del ‘apartheid’ en Sudáfrica, porque no hay segregación para los aseos o para los autobuses pero, en lo que se refiere a su esencia existencial, Israel es un Estado racista y para ello el de ‘apartheid’ es un adjetivo adecuado.
pappe_2_Snapseed
Dar un paseo por Territorios Ocupados es encontrarse con muchos edificios, parques y proyectos que cuentan con el apoyo económico de países de Europa, Canadá, Estados Unidos y otros países del mundo. ¿Es esa la manera en que los países occidentales limpian sus conciencias?
Hay algo de eso. En parte es un proyecto estadounidense para convencer a los europeos de que con dinero puedes comprar el silencio y crear una paz económica -tal y como la llaman los israelíes- para convencer a la gente de que olvide sus ambiciones políticas. No ha funcionado en Palestina. Algunos de esos hermosos edificios que fueron construidos con dinero europeo fueron destruidos por Israel en sus operaciones. Si alguien puede explicar a los gobiernos europeos que están financiando la ocupación y no la independencia de los palestinos, quizá los europeos puedan tener un punto de vista más crítico y constructivo.

En Jerusalén me encontré por casualidad con Vanunu Mordechai [desveló al mundo los secretos nucleares de Israel filtrando imágenes y documentos sobre las armas nucleares de Israel a The Sunday Times de Londres y posteriormente encarcelado durante 18 años en su país. Tiene prohibido salir de Israel]. “No soy un prisionero, soy un traidor”, decía. Imagino que tú también eres considerado un traidor. ¿Cómo trata Israel a “traidores” como tú?
Bueno, Vanunu estuvo en la cárcel. Yo, por fortuna, no. Él fue acusado de revelar secretos nucleares. En casos como el mío, en el que irritas a los israelíes por tus opiniones, no necesitan hacer uso del Estado porque pueden contar con la sociedad, que está muy adoctrinada. Así que lo que sucede es que tu propia sociedad te boicotea. Yo perdí mi trabajo en la universidad porque la sociedad cree realmente –para eso no necesita al gobierno- que eres un traidor. Es algo muy difícil, yo no he pagado un precio tan alto en comparación con el de ir a prisión, pero sigue siendo un coste elevado. Aun así creo que son cada vez más los judíos israelíes que empiezan a entender lo que pasa y que están dispuestos a pagar el precio. Cuando este movimiento crezca espero que sea más efectivo. 

1 comentario:

  1. Cuando se aprobó la Resolución 194-III (promovida por los EEUU y el Reino Unido con la oposición de la URSS) que reconoce el derecho de retorno de los refugiados árabes palestinos o el pago de indemnizaciones por pérdidas o daños en las propiedades a los que decidiesen no regresar, Yakov Alexandrovich Malik, el embajador de la URSS en la ONU estimó que "un estudio prolongado de la cuestión palestina en la ONU, nos da todas las razones para creer que la culpa y la responsabilidad de todas las privaciones y sufrimientos de los refugiados árabes corresponde al gobierno del Reino Unido y a las autoridades británicas en Próximo Oriente".
    Hagamos un poco de memoria. Cuando, en cumplimiento de la Resolución 191 de la ONU, se proclamó el Estado de Israel hace ahora 65 años la respuesta árabe fue lanzar una invasión de cuatro ejércitos (Transjordania, Egipto, Siria e Irak) a fin de "echar a los judíos al mar". Los árabes recibieron el apoyo militar de la potencia colonial (ocupante) en la zona: el Imperio Británico. Dde hecho, la Legión Árabe estaba al mando de militares británicos como Sir John Bagot Glubb, también conocido como Glubb Pasha. El mismo Imperio colonial responsable en ese momento de la muerte de millones de personas en la India.
    Sin embargo, con el apoyo militar de la URSS (a través principalmente de Checoslovaquia y Yugoslavia) Israel consiguió resistir y gracias a ello hoy existe.

    ResponderEliminar