lunes, 14 de marzo de 2011

La dependencia energética española

Hace unos días el presidente Rodríguez Zapatero viajó a Qatar, Emiratos Unidos y Túnez.¿Para qué? Ante la inestabilidad imperante en el Magreb, en especial en Argelia (que proporciona el 46% del gas que se consume en España) y Libia (el quinto abastecedor de petróleo con un 10,75%), es imprescindible diversificar las fuentes energéticas. Pese a la oleada de cambios registrada en el Norte de África, España sigue manteniendo su misma política exterior hacia la zona basada en la necesidad de mantener la estabilidad, garantizar el abastecimiento de hidrocarburos, fortalecer las relaciones comerciales, frenar la inmigración y combatir los grupos yihadistas. La defensa de los derechos humanos o de los valores democráticos siguen ocupando un segundo plano.

España depende del gas y, en menor medida, del petróleo árabes. El principal objetivo del viaje de Zapatero fue fomentar las relaciones económicas. A día de hoy, las relaciones comerciales de España con Qatar son limitadas: es nuestro tercer proveedor de gas (con algo más de un 14% del total por un valor de 1.200 millones de euros anuales) después de Argelia y Nigeria. Precisamente la visita oficial pretende que, en el corto plazo, Qatar se convierta en el segundo proveedor de gas y empiece a aportar petróleo.
Mientras que las relaciones hispano-qataríes son limitadas, las existentes entre España y los Emiratos Árabes Unidos son más consistentes. Los EAU son el primer destino de las exportaciones españolas en Oriente Medio y en el tercer destino en el conjunto de los países árabes con unos 1.000 de euros por año, especialmente en sectores como el petroquímico, las energías renovables y la aeronáutica. Además Rodríguez Zapatero pretende firmar un acuerdo con los EUA que permita a las tropas españolas hacer escalas en este país camino de Afganistán, como ya hacen Francia y Alemania.

El sector energético de los EAU es, obviamente, el más importante y el que más podría interesar a una España necesitada de diversificar sus proveedores. La mayor parte del petróleo de los EAU se encuentra en el emirato de Abu Dhabi que produce 2,35 millones de barriles diarios y tiene unas reservas estimadas de 98.000 millones de barriles. También es importante la producción gasística con el 4,1% de las reservas mundiales. A pesar de ello, España sólo importa el 1% del gas que consume de los EAU.

La última escala del viaje de Zapatero tuvo como destino Túnez. El comercio bilateral es relativamente modesto. España ocupa, respectivamente, el cuarto y el quinto lugar como proveedor (4,6% de la importación total) y cliente (4,8% de la exportación total) de Túnez, en competencia con Bélgica y a gran distancia de los tres grandes socios comerciales, que son Francia, Italia y Alemania. En total, los intercambios comerciales representan unos 1.000 millones de euros por año. Zapatero ha sido el primer dirigente europeo (tras la responsable de Política Exterior y de Seguridad Común Catherine Ashton) que ha visitado Túnez tras la caída de Ben Ali, lo que debe interpretarse como una inequívoca muestra al movimiento de cambio que se vive en el mundo árabe.

Tras el encuentro, Zapatero afirmó: "España está al frente para consolidar las aspiraciones de los pueblos del norte de África, del Magreb y del mundo árabe, para que la democracia y la libertad sean el único lenguaje que conozcan en el futuro sus ciudadanos". El presidente ¡ofreció asesoramiento legal para afrontar la transición que ahora se abre. En concreto el asesoramiento de especialistas en derecho constitucional que en el pasado asesoraron en la redacción de la Ley Básica palestina y de la Constitución iraquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario