lunes, 4 de marzo de 2013

Un millón de refugiados sirios

Los peores augurios se han cumplido. Según el ACNUR, la cifra de refugiados sirios ya supera el millón de personas. Antonio Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ha denunciado recientemente que "lo que está pasando hoy en Siria corre el riesgo de convertirse rápidamente en un desastre que podría sobrepasar la capacidad de respuesta internacional, en lo que a política, seguridad y respuesta humanitaria se refiere”. A continuación, la nota de prensa elaborada por el ACNUR hace una semana:
 
"Describiendo la situación actual que afronta Siria como “el momento de la verdad”, el Alto Comisionado dijo: “La situación humanitaria es más dramática de lo que podemos describir. La crisis de refugiados se está acelerando a un ritmo vertiginoso, mes a mes” [...]. Hasta el lunes 25 de febrero hemos registrado, o dado cita para el registro, a 940.000 sirios en Oriente Medio y el norte de África” dijo, añadiendo que desde comienzos de enero, más de 40.000 personas han huido de Siria cada semana.
 
Guterres informó que aunque las cifras eran “impresionantes”, no describen el sufrimiento, sobre todo dentro de Siria, de unos 2 millones de personas desplazadas internas y más de 4 millones de afectadas por el conflicto. “Tampoco debemos olvidar al medio millón de refugiados palestinos en Siria también afectados por el conflicto” recordó. Destacando que tres cuartas partes de los refugiados eran mujeres y niños, el Alto Comisionado dijo que muchos habían perdido a parientes y la mayoría han también sus hogares, pertenencias y medios de vida. “Los niños están pagando el precio más alto” recalcó. “las vidas de miles de jóvenes han quedado destruidas por este conflicto y la generación futura de todo un país quedará marcada por la violencia y el trauma durante muchos años”.
Syrians run as they flee from the Syrian town of Ras al-Ain to Turkish border town of Ceylanpinar, Sanliurfa province on Friday. Around 11,000 Syrian refugees fled into Turkey, Jordan and Lebanon in the past 24 hours, the UN refugee agency said on Friday.
 

Guterres recordó a los 15 miembros del Consejo de Seguridad que países de acogida como Jordania, el Líbano, Turquía e Irak estaban pagando un alto precio económico y social por su generosidad y espíritu humanitario. Los países de asilo han sido muy generosos y han mantenido sus fronteras abiertas, pero su capacidad de acogida está bajo mucha presión” dijo el Alto Comisionado, que señaló que el Líbano ha visto crecer su población de unos 4 millones de habitantes un 10% debido a este flujo de refugiados. “La solidaridad internacional en apoyo a los países de acogida debe reforzarse urgentemente. Esto no es una cuestión de generosidad si no de interés propio” insistió. “Ayudarles a afrontar las consecuencias de una crisis de refugiados es esencial, así como preservar su estabilidad social y económica por el interés de todos”.
 
Guterres concluyó que era probable que la situación en Siria se deteriore aún más. Si se cumplen las peores de las previsiones, la comunidad internacional tendría que aumentar su respuesta humanitaria. “tendría que estar preparada también para hacer frente a consecuencias impredecibles si la situación en Siria estalla”. Es por este motivo por lo que, según subrayó Guterres, la comunidad internacional no debe permitir que la crisis en Siria, y otras que perduran en regiones próximas, arrastren a toda la región y desborden la capacidad de respuesta humanitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario