lunes, 15 de abril de 2013

Manifiesto de solidaridad con la lucha siria

Me llega este manifiesto de "Solidaridad con la lucha de los sirios y las sirias por la dignidad y la libertad" `aparecido en Viento Sur que ha sido firmado por numerosos intelectuales occidentales y árabes (entre ellos, Salama Keilah, Rashid Khalidi,Jjean Pierre Filiu, Tareq Ali, Ilan Pappe o Norman Finkelstein). Merece la pena leerlo y distribuirlo.

Quienes firmamos este documento nos proclamamos solidarios con los millones de sirios y sirias que luchan por la dignidad y la libertad desde marzo de 2011. Llamamos a los pueblos del mundo a presionar al régimen sirio para que ponga fin a su opresión y a su guerra contra el pueblo sirio. Exigimos que Bachar el-Assad abandone el poder, inmediatamente y sin excusas, a fin de que Siria pueda iniciar una pronta recuperación en la perspectiva de un porvenir democrático.
 
Desde marzo de 2011, el régimen de Assad ha aumentado de forma regular su violencia contra el pueblo sirio, lanzando misiles Scud, utilizando armas prohibidas por la Convención de Ginebra (como las bombas racimo y las incendiarias) y utilizando bombardeos aéreos. El régimen ha detenido y torturado decenas de miles de personas y cometido masacres indescriptibles. Ha rechazado las soluciones políticas del conflicto que no implicaran el mantenimiento de Assad en el poder y ha polarizado la sociedad con acciones estratégicas violentas y sembrando semillas de división. El régimen también ha intentado, desde los primeros días de la insurrección, internacionalizar la crisis a fin de situarla en las batallas geopolíticas que no harían sino reforzarla. Fiel a la lógica de un régimen autoritario, Assad jamás podrá aceptar las demandas legítimas del pueblo sirio a favor de la libertad y la dignidad. A partir de ahí, no hay esperanzas de una Siria libre, unificada e independiente mientras su régimen se mantenga en el poder.
 
Se trata de una revuelta desencadenada por los niños de Deraa, las concentraciones y las manifestaciones de la juventud en las ciudades, por los campesinos de las zonas rurales, y los desheredados y marginados de Siria. Son ellos los que se movilizaron de forma no violenta mediante protestas y cánticos antes de que el régimen desencadenara su brutal represión y forzara la militarización del movimiento no violento en Siria. En un primer momento los jóvenes tomaron las armas para autodefenderse pero, posteriormente, este proceso ha dado lugar a tentativas por parte de algunos grupos que luchan contra el régimen de crear un clima de bipolarización y de negación del Otro en términos políticos, sociales y culturales. Como tales, estos actos son acciones contra la revolución para la libertad y la dignidad.
 
Sin embargo, la revolución por la libertad y la dignidad continúa con firmeza. Es la razón por la que los abajo firmantes lanzamos un llamamiento a la sociedad civil mundial, y no a los gobiernos ineficaces y manipuladores, para que defienda las conquistas de los revolucionario sirios y para defender que desde nuestro punto de vista la liberación del yugo del autoritarismo y el apoyo a la revolución siria forman parte de la lucha global por la libertad y la dignidad en la región y en el mundo.
 
La lucha en Siria constituye una expresión de la lucha por la libertad tanto a nivel regional como a escala mundial. No puede ser disociada de las luchas de la población de Bahréin, Egipto, Túnez, Libia, Yemen y de otros pueblos que se han rebelado contra la opresión y el autoritarismo; al igual que las luchas contra quienes intentan usurpar o destruir los levantamientos y desviarlos de su propio programa. Este combate se une al de los palestinos por la libertad, la dignidad y la igualdad. La revolución en Siria es una parte fundamental de las revoluciones del norte de África pero es, también, una extensión de la revuelta zapatista en México, del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, y de las movilizaciones en Europa y en América del Norte contra la explotación neoliberal. Constituye, también, un eco de los movimientos por la libertad en Irán, en Rusia y en China.
 
La revolución siria se enfrenta a un mundo caótico en el que los Estados que supuestamente eran amigos de los pueblos árabes, como Rusia, China e Irán, han mantenido su apoyo al régimen sirio a pesar de las masacres perpetradas contra la población; cuando Estados que no han apoyado realmente jamás la democracia y la independencia, especialmente Estados Unidos y sus aliados del Golfo, han intervenido para apoyar a los revolucionarios. Lo han hecho de forma claramente cínica en su propio interés. De hecho, su intervención ha intentado hacer plegarse y subvertir el levantamiento a la vez que difundían ilusiones y mentiras engañosas.
 
Tomando en consideración que las potencias regionales y mundiales han dejado solo al pueblo sirio, os pedimos asegurar vuestro apoyo a los sirios y sirias que continúan luchando por la justicia, la dignidad y la libertad, y que han resistido a las resonancias ensordecedoras de la batalla, igual que rechazan las ilusiones propagadas por los enemigos de la libertad.
 
Como intelectuales, académicos, militantes, artistas, ciudadanos comprometidos y como movimientos sociales nos solidarizamos con el pueblo sirio a fin de subrayar la dimensión revolucionaria de su lucha y evitar las batallas geopolíticas y las guerras de poder que se desarrollan en su país. Os pedimos que deis vuestro apoyo a todos los sirios que reclaman una transición pacífica del poder, una transición en la que todos los sirios y las sirias puedan tener la palabra y decidir su propio destino. Lo hacemos al mismo tiempo que rechazamos cualquier tentativa de no importa quién por monopolizar el poder e imponer su propio programa, o también de dictar identidades uniformizadas u homogéneas al pueblo de Siria. Os solicitamos apoyar a las personas y organizaciones de base que siguen defendiendo los ideales de una sociedad siria libre y democrática.

 

2 comentarios:

  1. Esta patanochada no tiene ni nombre.
    El que no quiera reconocer que el pueblo Sirio esta sufriendo una intervención extranjera tapadilla de falsa revolución, enviando terroristas a cascoporros al país a matar al Pueblo....es que es un vendido, falso, y es el verdadero enemigo del pueblo sirio.
    Viva el pueblo Sirio. Fuera mercenarios y terroristas financiados por ue eeuu turquia y las autoritarias monarquias petrogolfas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el régimen de Assad está demostrando ser tan contundente como Israel en su lucha contra el terrorismo islamista. Recordemos que la Hermandad Musulmana, esa secta político-religiosa, es la más y mejor organizada de las fuerzas de la oposición siria, la misma, por cierto, que gobierna en Gaza desde el año 2006. Ambos países, Israel y Siria, parecen no tener ningún complejo en usar armas prohibidas por la Convención de Ginebra (como las bombas racimo y las incendiarias) y bombardeos aéreos, yendo el régimen de Assad más lejos, al no dudar en lanzar misiles Scud contra su propio pueblo, árabes todos. Que siga pues esta "patanochada", pues a nadie parece interesar parar este baño de sangre árabe (más de 70.000 muertes, 1 millón de refugiados y 3 millones de desplazados internos en algo más de dos años).
      Excusado será decir que suscribo el manifiesto facilitado por el Prof. Álvarez-Ossorio.

      Eliminar