martes, 1 de febrero de 2011

Egipto: golpe militar encubierto

La cadena de televisión qatarí Al-Yazira menciona la posibilidad de que el Ejército egipcio esté moviendo sus fichas para evitar quedar descolocado en el escenario post-Mubarak. La información, que remite a fuentes americanas, incluso menciona la posibilidad de que los militares lleven a cabo en las próximas horas un golpe militar encubierto.

El artículo considera que estamos ante "un golpe militar pacífico urdido por los generales del ejército" con la intención de preservar el régimen con la salida amistosa del actual presidente Hosni Mubarak. El informe señala que las manifestaciones multitudinarias no tienen precedente en Egipto y que Mubarak se ha convertido en una carga para los que pretenden mantener a toda costa el régimen. El rais Mubarak habría informado a sus generales más próximos que, tras tres décadas en la presidencia, no tiene la intención de abandonar el poder como si fuera un delicuente y también les habría manifestado su voluntad de mantenerse en el cargo hasta que la situación se tranquilice.

La elite militar considera que la caída de Mubarak podría colocarles en una situación complicada, ya que por primera vez desde el golpe de los Oficiales Libres en 1952 se verían obligados a pasar a un segundo plano renunciando a su posición hegemónica actual. Por ello los militares son partidarios de una sucesión ordenada en la que Mubarak delegaria en algún hombre fuerte del Ejército (ya sea el actual vicepresidente y jefe de los servicios secretos Omar Suleiman, el jefe del Estado Mayor Sami `Anan o el ministro de Defensa Muhamad Husayn Tantawi).


El reportaje termina preguntándose si los generales tendrán el suficiente margen de maniobra para preparar el terreno de la dimisión de Mubarak o, por el contrario, se verán sobrepasados por los acontecimientos en el caso de que el clamor popular rechace la sustitución de Mubarak por otro miembro del régimen. El papel de EEUU será determinante, ya que podría acelerar la salida de Mubarak retirándole su apoyo, así como facilitar el ascenso de algunos de sus lugartenientes, todo con la intención de que el cambio en Egipto no implique una sacudida en el conjunto del Oriente Próximo.
.



No hay comentarios:

Publicar un comentario