jueves, 5 de mayo de 2011

Siria: una islamización otorgada

El CIDOB acaba de publicar el nuevo número de la Revista CIDOB d´Afers Internacionals nº 93/94 dedicado al "Islam político en el Mediterráneo: Transformación y adaptación en un contexto cambiante" y coordinado por Ferran Izquierdo. En este enlace se puede acceder a ella y consultar todos los artículos en versión PDF.
Mi contribución lleva el título Las paradojas del islam político en Siria  y puede descargarse en su integridad en formato pdf. A continuación recupero el texto donde se habla de la islamización política otorgada registrada en las últimas tres décadas:


"Como el resto de países árabes, Siria asiste a un intenso proceso de islamización, tanto del espacio público como del privado, que se ha agudizado en la última década. Las razones que explican esta islamización son variadas. Algunas de ellas son comunes al resto del mundo árabe (el fracaso del Estado árabe secular, los modos autoritarios de un régimen que bloquea toda apertura política o la falta de oportunidades económicas que genera una enorme frustración sobre todo entre la juventud) y otras son específicas (la perpetuación del Baaz en el poder, la ineficacia y la corrupción del régimen o la protesta suní contra el predominio alawí); todas sumadas llevan a la población a buscar canales de expresión y formas de asistencia social alternativas (ICG, 2004; Troudi, 2006; Landis, 2010).

Parece evidente que el régimen sirio ha perdido buena parte de su legitimidad nacionalista y busca, a toda costa, encontrar una ideología de recambio que, si no la suplanta, al menos contribuya a sostener en pie los cimientos de la república hereditaria. Mientras algunos autores interpretan que el régimen ha rehusado a transitar el camino que va "desde el laicismo ideológico al islamismo populista" (Wieland, 2010: 16), otros opinan exactamente lo contrario al afirmar que "está convirtiendo el socialismo baazista en una especie de islam político […]. Saltar al tren islamista permitiría al régimen sobrevivir a la confrontación con Estados Unidos, Occidente e Israel, así como promover sus intereses en Líbano e Irak" (Alrabaa, 2007).

Probablemente ninguna de estas dos interpretaciones sea del todo correcta. En realidad, Bashar no ha hecho otra cosa que mantener las dinámicas instauradas por Hafez al-Asad en un intento de blindar el régimen de la amenaza islamista. En este sentido, "la apuesta por un islam esponsorizado es parte de un esfuerzo contrainsurgente mayor que está modificando el carácter de la Siria baazista […]. Siria es hoy el Estado de al-Asad, y la manipulación del islam es una de sus tácticas en la estrategia de supervivencia del régimen" (Corbin, 2007).

Esta apropiación del espacio religioso no es novedosa. Como señala un informe del International Crisis Group, "desde principios de la década de los ochenta, el mismo régimen, a pesar de su ideología secular, ha tratado de cooptar el discurso religioso como un medio para compensar la fragilidad de sus respaldos populares" (ICG, 2004: 16). Desde la masacre de Hama, se ha esponsorizado un islam moderado y apolítico mediante la construcción de mezquitas (8.000 hoy en día), 120 escuelas al-Asad para el aprendizaje del Corán, 22 institutos superiores de ciencias religiosas y cerca de 300 (de un total de 600) asociaciones civiles islamistas.

Esta estrategia ha tenido sus luces y sus sombras. En cierto sentido, el intento del régimen de monopolizar el islam ha sido exitoso, ya que los grupos de orientación salafí son residuales, carecen de influencia y están divididos entre los partidarios de la agitación política y los que apuestan por la cooperación con el régimen. Como advierten Landis y Pace (2006-2007: 51), la extensión del velo o las barbas no implica la comunión con un islam radical, "ya que el tipo de islam que está resurgiendo en Siria ni es fundamentalista ni es militante". No obstante, la paulatina islamización de la sociedad parece indicar que el régimen, a pesar de su control de los resortes del Estado, carece de capacidad para frenar el actual proceso de islamización".

No hay comentarios:

Publicar un comentario