viernes, 30 de marzo de 2012

¿Qué se conmemora el Día de la Tierra?

Hoy se conmemora el Día de la Tierra, jornada en la que los palestinos de Israel se echaron a la calle para protestar contra la sistemática judaización de sus tierras por parte de Israel en 1976. Concidiendo con este aniversario se ha convocado una Marcha global hacia Jerusalén. Isaías Barreñada Bajo abordó este aspecto en su recomendable tesis doctoral: Identidad y ciudadanía en el conflicto israelo-palestino : los palestinos con ciudadanía israelí, parte del conflicto y excluidos del proceso de paz. En los siguientes extractos he prescindido de las notas a pie de página:

"Los planes de judaización de Galilea sufrieron las consecuencias de la ocupación israelí de Cisjordania, especialmente a partir de la segunda mitad de la década de los setenta (Nuevo Plan de desarrollo para Galilea de 1975). La sociedad israelí vivió en esos años un intenso debate sobre las colonias; mientras los "halcones" defendían ante todo las implantaciones judías en los territorios recientemente ocupados, de espaldas a las protestas de la comunidad internacional, las "palomas" consideraban prioritario judaizar Galilea de manera efectiva [...].

Durante este período fueron creadas 58 nuevas implantaciones, unidas por una red de vías de comunicación; 28 de ellas conformaron los polos de Segev, Tefen y Tsalmon localizados en plena zona árabe y situados estratégicamente entre las localidades árabes; su objetivo era el de romper la continuidad entre los poblados y evitar su expansión. Por otra parte la Agencia Judía instaló puestos de avanzada, denominados mitzpim, que consistían en microasentamientos situados en la cima de colinas, habitados por unas cuantas familias (grupos de 6 a 20 hogares), a modo de puntos de observación y de pequeños implantes. Si bien no afectaban demasiado a la demografía, su función ha sido fijar presencia judía en el territorio, y llegado el momento, exigir derechos y reclamar tierras a su alrededor. Entre 1978 y 1982 la Agencia Judía y el FNJ construyeron 44 mitzpim. Todo esto se completó con restricciones a la expansión de los poblados árabes, desautorizando los planes locales de ordenación que hubieran permitido su desarrollo planificado.
[...] En respuesta a estos hechos y para discutir el problema de las expropiaciones, se organizó en octubre de 1975 en Nazaret, un Congreso Nacional Popular por la Defensa de las Tierras Árabes, del cual surgió un Comité por la Defensa de las Tierras Árabes. Aunque animado por el Rakah (el diputado comunista Saliba Jamis fue uno de sus inspiradores), el Comité pretendía ser lo más amplio posible, haciendo participar en él a todas las corrientes políticas del sector árabe, y para ello tuvo como dirigente visible al sacerdote maronita Shehadeh Shehadeh.

El avance de las expropiaciones dio rápidamente al Comité la ocasión de actuar. En febrero de 1976, el gobierno decidió la confiscación de tierras en los poblados de Sajnin en Galilea (20.000 dunums) y Kafr Qasem en el Triángulo (3.000 dunums); los planes eran fomentar la instalación de población judía y facilitarla con la creación de empleo local al instalar en Galilea secciones de la industria armamentista que por razones de seguridad no emplea a trabajadores árabes.

Subrayando los paralelismos entre las estrategias de colonización en el interior de Israel y en los Territorios Ocupados, el Comité lanzó un llamamiento de huelga general y de movilizaciones en todo el sector árabe para el 30 de marzo de 1976. Esta fecha tomó el nombre de Día de la Tierra [Yaum al-Ard] y se convertiría en un hito histórico para los árabes israelíes.

El Día de la Tierra (30 de marzo de 1976) fue la primera acción colectiva de los árabes, de ámbito nacional, de oposición frontal al gobierno. La toma de esta decisión constituía en sí misma un acontecimiento mayor y sus consecuencias fueron de primer orden. Asimismo coincidía con fuertes tensiones en los Territorios Ocupados (elecciones municipales que dieron como resultados la victoria de los candidatos próximos a la OLP, conflictos sobre el Monte del Templo…), ampliamente difundidos por la televisión israelí, lo que alentó las movilizaciones.

El Partido Laborista y el gobierno tomaron medidas preventivas frente a la huelga y a eventuales manifestaciones: movilizaron a los diputados árabes aliados y los mujtares afines; una asamblea de autoridades tradicionales, que tuvo lugar en Shafa 'Amr el 25 de marzo, intentó infructuosamente desconvocar el llamamiento de Nazaret, provocando en cambio las protestas de la población. El Mapam también se distanció de la convocatoria. Por su parte la Histadrut amenazó con expulsar a todos aquellos que atendieran a la consigna de esta "huelga política";  mientras que la patronal esgrimió posibles despidos. En tal contexto de extrema tensión el Rakah proveyó de la estructura necesaria para organizar la huelga y las manifestaciones, contando también con las organizaciones de estudiantes y los grupos nacionalistas.

El día 30 la huelga fue ampliamente secundada en todo el sector árabe, provocando por primera vez una solidaridad popular activa por parte de los palestinos de los Territorios Ocupados. En algunos pueblos, en el transcurso de las numerosas manifestaciones, tuvieron lugar duros enfrentamientos con la policía que se saldaron, por primera vez, con 6 muertos en Sajnin y unos 70 heridos.

Esta jornada permanecerá como una fecha de gran significación simbólica: la defensa de la tierra, la primera movilización masiva, los muertos, el apoyo de los palestinos de los Territorios Ocupados. Tuvo importantes consecuencias: dio fuerza a los partidos árabes y a las organizaciones árabes recientemente creadas (Comité de la Tierra, CNPALA…); se tradujo positivamente para el Hadash con ocasión de los comicios municipales (acceso a la alcaldía de Nazaret en 1976); agudizó las tensiones entre la minoría y las autoridades que intentarían aislar a las organizaciones árabes acusándolas de radicalismo o haciendo presión sobre las personalidades árabes próximas a los partidos sionistas. [...] Desde 1976, el 30 de marzo ha sido convertida en fecha simbólica y adoptada como jornada nacional palestina incluso en los Territorios Ocupados y en el exterior".

No hay comentarios:

Publicar un comentario