lunes, 18 de febrero de 2013

La complicidad entre EEUU e Israel

El presidente estadounidense Barack H. Obama ha anunciado que visitará Israel y la Palestina ocupada el próximo 20 de marzo. Muchos esperan que dicha visita revitalice el proceso de paz, algo difícil si tenemos la complicidad norteamericana hacia su principal aliado regional. Hace tan sólo unos meses, el Tribunal Russell sobre Palestina celebró su cuarta sesión en Nueva York para discutir sobre "La impunidad de Israel: responsabilidad de los EEUU, incumplimientos de la ONU". En ella tomaron parte reconocidos especialistas en la materia y varios premios Nobel de la Paz. A continuación reproducimos parte de sus conclusiones:

II. Complicidad de los EEUU en las violaciones del derecho internacional por parte de Israel
El Tribunal concluye que la política y la expansión continua de los asentamientos de población de Israel, así como sus políticas de segregación racial y su militarismo violento no podrían existir sin el apoyo incondicional de los EEUU. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, en particular en el contexto de la Guerra Fría, los EEUU se ha comprometido en favor de la creación y de la viabilidad de Israel como un estado exclusivamente judío y militarizado en detrimento de los derechos humanos de los palestinos. A pesar de que los gobiernos de los EEUU dieron en un primer tiempo sólo un apoyo moral, desde la Guerra de los Seis Días en 1967, apoyan incondicionalmente a Israel en el plano económico, militar y diplomático con el fin de establecer y mantener una superioridad militar cualitativa sobre sus vecinos árabes, y eso en violación de sus propias leyes internas:

• Ayuda económica. El apoyo sin rastro de duda de los EEUU hacia una potencia ocupante reconocida internacionalmente como tal, ha hecho de Israel el mayor beneficiario de la ayuda exterior de los EEUU desde 1976, y el mayor beneficiario de la ayuda acumulada desde la Segunda Guerra Mundial, con un monto de aproximadamente 115.000 millones de dólares. Más significativamente todavía, los EEUU proporcionan ayuda económica a Israel abonando una suma global al inicio del ejercicio fiscal bajo la forma de préstamos no rembolsables, de los que Israel es el único beneficiario. La ayuda otorgada a Israel representa en promedio el 25% de toda la ayuda exterior de los EEUU;

• El apoyo diplomático. Entre 1972 y 2012, los EEUU han sido la única nación que ha puesto cuarenta y tres veces un veto a las resoluciones de la ONU que critican a Israel. Treinta de esas resoluciones eran relativas a los territorios ocupados. En la Asamblea general, a pesar de la ausencia de veto, los EEUU a menudo hacen presión sobre los Estados miembros para evitar la votación y la aplicación de resoluciones que comprometan la responsabilidad de Israel. Por lo tanto, la impunidad internacional que goza Israel en relación a sus violaciones regulares de los Convenios de Ginebra se debe en gran medida a la protección externa que le otorga su relación especial con los EEUU;

• Ayuda militar. Israel recibe el 60% de la financiación del Foreign Military Financing (FMF) de los EEUU, convirtiéndose en el mayor receptor de fondos militares de los EEUU. Israel es, actualmente, uno de los diez principales proveedores de armas en el mundo y es el único destinatario de la ayuda militar americana al que se le permite invertir hasta un 25% de esta ayuda en sus propios programas de investigación y desarrollo y en su industria militar. Israel también recibe fondos de más de 100 millones de dólares, gracias a los proyectos de ley anuales de créditos en materia de defensa en el marco de los programas israelo-estadounidenses de defensa antimisiles. Ninguno de estos fondos está sujeto a las estrictas leyes de los EEUU, como la ley sobre el control de exportaciones de armas (Arms Export Control Act), la ley de Asistencia Exterior (Foreign Assistance Act), o el Acuerdo bilateral entre Israel y EEUU de 1952. La política del gobierno de los EEUU y las leyes específicas aprobadas por el Congreso, exigen a los EEUU mantener la superioridad militar de Israel en la región. Estas colaboraciones con los productores militares americanos alimentan, en parte, la continua carrera armamentística en la región.
Por lo tanto, el Tribunal considera que los EEUU son responsables de violaciones del derecho internacional y de la ley americana de la siguiente manera:
• Al permitir y financiar las violaciones por parte de Israel del derecho internacional humanitario y de las normas internacionales en materia de Derechos Humanos, los EEUU son culpables de complicidad en actos internacionalmente ilícitos en virtud del artículo 16 de los Proyectos de artículos sobre responsabilidad de los Estados de la Comisión de derecho internacional y, por tanto, también son responsables de las violaciones sufridas por el pueblo palestino y de la afrenta al sistema internacional;

• Al permitir a Israel el no asumir su responsabilidad en las violaciones de los Convenios de Ginebra, los EEUU han incumplido sus obligaciones derivadas de su estatus de Alta Parte contratante en virtud del artículo 1;

• Al mantener su apoyo económico a la expansión de los asentamientos a pesar de las desaprobaciones ocasionalmente expresadas, los EEUU también violan la jurisprudencia de la Corte internacional de justicia, en particular el párrafo 163 (D) de su decisión sobre el Muro;

• Al obstruir una resolución internacional del conflicto por la utilización abusiva de su derecho de veto en el Consejo de seguridad y de su peso político / económico / diplomático en la Asamblea general, los EEUU violan varias disposiciones de la Carta de la ONU, en particular, el artículo 24;

Al no condicionar la ayuda militar a Israel al respeto de las normas relativas a los derechos humanos y al respeto estricto del derecho a la legítima defensa, los EEUU violan su propio derecho interno".

No hay comentarios:

Publicar un comentario