lunes, 15 de noviembre de 2010

Adiós a la Cumbre de Barcelona

Leo en Balagan, el blog Eugenio García Gascón (corresponsal del diario Público en Oriente Medio), la noticia de la nueva cancelación de la Cumbre de Barcelona (¿y ya van tres?). Como cabía esperar, los países árabes se niegan a compartir mesa con el ministro de Asuntos Exteriores israelí Avigdor Lieberman, un colono extremista que vive en uno de los asentamientos ilegales construidos por Israel sobre el Territorio Ocupado palestino. Como el Proceso Euro-Mediterráneo, la Unión por el Mediterráneo nace con una grave tara:
"La cumbre mediterránea que debía celebrarse en Barcelona el 21 de noviembre se ha suspendido. Y la cosa anda tan mal que ni siquiera se ha fijado una fecha alternativa. A la ciudad condal debían acudir líderes de todos los países ribereños. En Israel preocupa que se haga al Estado judío responsable de la cancelación, a causa de su negativa a detener la construcción en los territorios palestinos ocupados.

Pero los propios israelíes cuentan que esa no habría sido la razón de la suspensión, a pesar de que los palestinos no querían acudir a Barcelona por dos motivos: por la construcción en Cisjordania y por la presencia del ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, que precisamente reside en una colonia judía.



En la decisión final han pesado los dos Estados más populosos de la cuenca mediterránea: Egipto y Turquía. Los turcos todavía están enfadados con Israel a causa del abordaje de la flotilla de la libertad que se dirigía a Gaza la primavera pasada. Exigen que Israel se declare responsable de lo ocurrido en aguas internacionales e indemnice a las víctimas. Los turcos dijeron que si Israel acudía a Barcelona ellos se quedarían en casa. La delegación israelí, que iba a estar presidida por el primer ministro Netanyahu también iba a incluir a Lieberman.

El boicot de Egipto también ha surtido efecto. Los egipcios se negaban a acudir a Barcelona si en la delegación israelí iba Lieberman. No hace mucho tiempo Lieberman se mostró partidario de bombardear la presa de Aswan, en el Nilo, y también ha efectuado declaraciones muy poco amistosas con respecto al presidente Mubarak, así que los egipcios no quieren verlo ni en pintura.

En resumen, Egipto y Turquía han provocado la suspensión de la conferencia de Barcelona, y los dos países lo han hecho a causa de Israel. Los españoles y los franceses, que la estaban organizando, no han podido evitarlo. El hecho de que los motivos alegados por egipcios y turcos estén relacionados con Israel, muestra lo importante que es para la comunidad internacional que Israel firme la paz con los palestinos y los sirios, y se retire de todos los territorios ocupados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario