martes, 2 de noviembre de 2010

Sangre cristiana en Irak

Cincuenta y ocho personas murieron ayer lunes cuando las fuerzas de seguridad iraquí intentaban liberar a decenas de cristianos de rito caldeo que habían sido secuestrados por Al-Qaeda en la iglesia de Nuestra Señora de la Salvación de Bagdad. Según parece, los yihadistas, que se habrían hecho fuertes en la iglesia tras atacar el cercano edificio de la Bolsa, explotaron varios artefactos explosivos en el intento de rescate. Los terroristas habrían señalado que actuaban en venganza por la quema de Coranes en EEUU.


No es la primera vez que la comunidad cristiana iraquí, integrada por más de un millón de personas, es objeto de la violencia. Desde la ocupación del país por EEUU, cientos de miles de cristianos se han visto obligados a abandonar el país como resultado de la violencia sectaria. El éxodo cristiano se explica por varios factores, entre ellos las presiones de los sectores islamistas y las amenazas que han sufrido por parte de los grupos yihadistas, que antes les tachaban de colaboradorar con el régimen de Saddam Husein y ahora de ayudar a EEUU.

Iraqi Christians carry the coffin of a relative killed in baghdad church

En agosto y noviembre de 2004, Al-Qaeda atacó varias iglesias cristianas en Bagdad para aterrorizar a dicha comunidad. También los cristianos de Basora, Amara y Nasiriya sufrieron intensas presiones por parte de las milicias radicales chiítas, en especial del Ejército del Mahdi, viéndose obligados a abandonar sus hogares para buscar refugio en las zonas norteñas (en particular Mosul) o en Siria (donde se establecieron en población cristianas como Saidnaya, Hasake o Qamishle).

Se tiene noticia de que en algunas ciudades las milicias armadas musulmanas exigen a los cristianos que paguen un impuesto de capitación (en Dora se tiene noticia que exigían 100 dólares por familia) y, en otras, se les obliga a cerrar las tiendas que regentan (p. e. licorerías) o a modificar sus hábitos de vida (p. e. se obliga a las mujeres a llevar hiyab).

2 comentarios:

  1. Parece que la intolerancia crece en todos los frentes.

    Salut

    ResponderEliminar
  2. Esta tarde los atentados han sido contra objetivos chiíes. Resultado: más de 30 muertos.

    ResponderEliminar