viernes, 28 de octubre de 2011

Aceitunas y lágrimas en Palestina

Rebelión publica el artículo "Una cosecha de lágrimas" de Hanan Chehata, previamente publicado en la revista Middle East Monitor. Como cada temporada, las tropas de ocupación y los colonos impiden a los agricultores palestinos recoger las aceitunas de sus olivos. Se trata de privar a los palestinos de sus medios tradicionales de vida y romper la milenaria ligazón entre el campesino y su tierra. Aquí van algunos de sus extractos:

"De nuevo nos hallamos ante la temporada de la cosecha de la aceituna en los Territorios Ocupados Palestinos (TOP), y algo inusual está teniendo lugar, algo único en esta región. A diferencia de la mayoría de las cosechas por todo el mundo, que los campesinos de la localidad o trabajadores emigrantes recogen, en el caso del pueblo palestino, están literalmente volando hacia los TOP de todas las partes del mundo, si bien en muy pequeñas cifras, para participar en la temporada de recogida de la aceituna. Esto no se debe a una tradición cultural o a una celebración o festival comunal sino a un sentimiento de solidaridad. Son activistas de la solidaridad internacional que vuelan hacia Tierra Santa para estar junto a los campesinos palestinos para ser testigos, y con frecuencia protectores, cuando intentan recoger sus escuálidas cosechas y los soldados israelíes y los ilegales colonos judíos les atacan para impedírselo.

El fruto del olivo tiene un profundo simbolismo para el pueblo palestino; es su cultivo más popular y perdurable. El olivo está vinculado histórica, cultural e incluso espiritualmente a la tierra de Palestina; incluso se le menciona como fruto sagrado en la Biblia y en el Corán. Los olivos pueden vivir cientos de años y generaciones de familias cuidan de los mismos árboles. Son parte imperecedera del patrimonio de muchos palestinos y crean un vínculo especial entre la gente y su tierra. Un ataque a esas cosechas por parte de los colonos judíos y de las autoridades israelíes es un ataque contra la cultura e identidad de todo el pueblo palestino.

Producción agrícola palestina
(aceitunas, almendras, cítricos, otros árboles frutales, uvas e invernaderos)
                        
Un ataque contra los medios de vida de los palestinos
Los olivos comprenden el “25% de la producción total agrícola de Cisjordania”, y los olivos y sus derivados, incluyendo el jabón, el aceite de oliva, etc., son uno de los pilares más firmes de la economía palestina. Sin embargo, esta fuente de ingresos se está viendo implacablemente perseguida, habiéndose convertido en el centro de una campaña conjunta en Israel para obligar a los palestinos a abandonar su tierra e intentar, durante el proceso, degradarles y desmoralizarles. A los campesinos palestinos se les ha robado la tierra, se les han incendiado las cosechas, se les han arrancado los árboles y, con el Muro de Separación, se ha vallado y enladrillado sus granjas para que no puedan llegar hasta ellas, etc. Han arrasado sus huertos para hacer sitio para la construcción de cada vez más ilegales asentamientos y más carreteras racistas sólo para judíos y proseguir con la construcción del ilegal muro del “apartheid”, todo ello con el único objetivo de expoliar más tierra palestina.

En tanto que en el pasado la cosecha de la aceituna proporcionaba tradicionalmente empleo a miles y miles de personas en cada región, con las familias trabajando juntas para recoger las cosechas, presionar la aceituna, fabricar los derivados (y exportarlos), en la actualidad cada vez hay menos gente que pueda ganarse el sustento por esa vía; la consecuencia es que las familias palestinas están teniendo que luchar desesperadamente por salir adelante. Sólo en 2010 se estima que “las fuerzas y colonos israelíes arrancaron o quemaron al menos 10.346 olivos en Cisjordania”. El ministerio de agricultura de la Autoridad Palestina informó que en la Franja de Gaza las fuerzas israelíes “han destruido al menos 114.000 olivos desde que estalló la primera Intifada palestina en el año 2000”. De hecho, prudentes valoraciones cifran el número de olivos destruidos por los israelíes desde la creación en 1948 del estado sionista en la tierra palestina en más de un millón; de ese millón, alrededor de la mitad se han destruido a partir de 1987". 
Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario