lunes, 10 de octubre de 2011

España compra armas a Israel

Hace unos días el portal Cuarto Poder publicó esta noticia sobre la compra de armamento israelí por parte del ejército español. Una vez más parece que España se inclina por dar trato de favor a Israel y a su ejército de ocupación.

"La ministra de Defensa y cabeza de lista del PSC por Barcelona, Carme Chacón, ha justificado en su última respuesta escrita al diputado de IU Gaspar Llamazares, el trato de favor de su departamento a la empresa israelí Soltam en la adjudicación de un contrato por valor de 8 millones de euros para adquirir 10 morteros sobre vehículos con destino a Afganistán. Defensa dejó fuera de juego a los licitantes españoles Explosivos Alaveses (EXPAL) y New Technologies Global Systems (NTGS), que han desarrollado sistemas de mortero con investigaciones sufragadas por las propias empresas.

En su explicación a Llamazares, la ministra justifica la compra de armas convencionales a Israel diciendo que “se han seguido rigurosamente los trámites marcados por la ley de contratos del sector público”. Pero en su escrito reconoce implícitamente un trato de favor al Estado represor del pueblo palestino cuando señala que “los licitantes españoles NTGS y EXPAL, que presentaban una muestra previa, fueron informados de que no cumplían los requisitos técnicos recogidos en el documento del Estado Mayor”.

En otras palabras: Defensa convoca en marzo de 2010 un concurso para comprar los morteros sobre vehículos 4×4 con destino a Afganistán para hacer frente al hostigamiento creciente de los talibanes contra las tropas españolas. Dos empresas españolas con experiencia en esa industria son invitadas por Defensa y desarrollan y desvelan sus prototipos, pero el pliego de condiciones técnicas, que se cuelga a las 12:53 horas del 17 de diciembre de 2010 en el soporte informático, determina que los modelos de ambas empresas no valen.

El único válido es el que presenta la firma israelí Soltam con la estadounidense General Dynamics, propietaria de Santa Bárbara, como subcontratista. Así las cosas, y según la explicación de la ministra, se comunica a las empresas competidoras que no se esfuercen en realizar las pruebas de sus prototipos, pues el contrato se adjudicará a los israelíes. Defensa les pagará en este ejercicio y en el siguiente, con cargo a los fondos de contingencia para misiones de paz, unas partidas que no figuran pormenorizadamente en los Presupuestos Generales del Estado y que en 2010 alcanzaron la cifra record de 790 millones de euros, la mitad de ellos para la misión afgana.

No termina aquí el supuesto trato preferente a la entidad israelí, –una consecuencia del memorando de cooperación armamentista que firmaron en 2010 Chacón y su homólogo hebreo–, pues para probar el mortero (una pieza de artillería convencional de gran calibre que lanza granadas), Defensa le concede privilegios especiales: autoriza una demostración en la base militar de Viator (Almería) en junio de 2011, saltándose la prohibición de realizar ejercicios por el alto riesgo de incendios; permite al personal israelí vestir uniformes del Ejército de Tierra español y excluye a las competidoras españolas del mismo tipo de prueba.
Pero el colmo de la elección se produjo cuando el mortero de la entidad representada en España por el ejecutivo David Marsiano no obedeció al sofisticado sistema de disparo (ver vídeo). Nada serio en realidad, pues según la ministra Chacón “la incidencia no fue achacable a fallos de diseño o funcionamiento del mortero sino, exclusivamente, a las condiciones en las que fue realizada la prueba”. La ministra añade en su respuesta a Llamazares que “dicho incidente no supuso un peligro para los sirvientes de la pieza ni para ninguno de los presentes, debido a que el seguro de la granada funcionó correctamente”. La granada era de EXPAL, una de las firmas españolas descartadas, que ha recurrido ante los tribunales de justicia la adjudicación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario