miércoles, 27 de abril de 2011

Falk responde a Goldstone

Al hilo del polémico artículo de Richard Golstone en Washington Post, Richard Falk, relator de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos, le contesta desde la página de Al-Yazira. En su artículo, Falk  recuerda que el Informe Goldstone es obra de varios autores y que la contribución del juez sudafricano fue menor. Además recuerda que el resto de autores ha desdicho a Goldstone y se ha reafirmado en el informe que, recordemos, tachaba de crímenes de guerra y de lesa humanidad la ofensiva israelí Plomo Fundido contra la Franja de Gaza.

Falk considera que "parte de la reacción extraordinariamente hostil de Israel tenía que ver, sin duda, con que Goldstone -un sionista devoto- había sido considerado culpable de traición. Quizás incluso de traición de un 'libelo de sangre', porque parecía estar que Goldstone anteponía su fidelidad a la Ley a sus propias lealtades tribales".
El relator de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos continúa señalando: "Lo que llama la atención es la relevancia que el liderazgo radical israelí concede a evitar que se manche su reputación como un actor político poco respetuoso de las leyes, incluso cuando se trata de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, institución que Israel, al igual que EEUU, nunca deja pasar la oportunidad de denunciar y difamar. Con su ira reconoce de manera implícita que las Naciones Unidas son un foro central de la actual guerra que está siendo librada en torno a la legitimidad de las reclamaciones palestinas de autodeterminación".

Richard Falk concluye que el Informe Golstone, en realidad, no dice nada nuevo porque numerosas investigaciones internacionales han llegado a las mismas conclusiones, entre ellas las publicadas  por Human Rights Watch, Amnesty International, B’Tselem o Al Haq, o la misión desarrollada por el jurista sudafricano John Dugard a instancias de la Liga Árabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario