martes, 20 de septiembre de 2011

Estadistas por el Estado palestino

Un grupo de ex mandatarios europeos entre los que se encuentran Hubert Vedrine, Felipe González, Giuliano Amato, Jean François.-Poncet, Lionel Jospin y Romano Prodi ha hecho público un manifiesto a favor del reconocimiento internacional del Estado palestino y de su aceptación  como miembro pleno de las Naciones Unidas, en la próxima sesión de su asamblea que se reúne en Nueva York a partir del día 20 de septiembre. La declaración es loable, pero hecho de menos que estos ex estadistas hubieran tenido la suficiente valentía política para dar ese paso cuando todavía detentaban sus cargos.

"En el año 2009, la Autoridad Palestina se embarcó en un proceso para terminar de erigir las instituciones de un futuro Estado palestino. La Unión Europea ha alentado y apoyado esta iniciativa, dando asistencia financiera y técnica y respetando el objetivo político.

Hoy en día se ha puesto sobre la mesa la cuestión del reconocimiento de este Estado. La Autoridad Palestina ha fijado el mes de septiembre de 2011 como la fecha en que dicha propuesta debería plantearse. Si esta petición se hace, la UE debe apoyarla con la expectativa de que una Palestina independiente entablará negociaciones con Israel sobre la base de los parámetros internacionalmente reconocidos. La mayoría de los Estados Miembros de las Naciones Unidas ya han reconocido al Estado palestino, pero un reconocimiento de la UE marcará la diferencia.

Los firmantes de este texto creemos que Europa no tiene ningún argumento para oponerse a esta legítima demanda de los palestinos. Negarles el reconocimiento a la independencia estatal tras haber apoyado y reconocido que han trabajado éxitosamente para alcanzar este objetivo mediante la construcción de un sistema coherente de gobernanza y también cooperado con Israel en materia de seguridad, sería contradecir nuestras propias posiciones políticas de una manera directa e inaceptable Un retroceso en este compromiso demostraría la inconsistencia, la debilidad y la falta de voluntad política de la UE. También otorgaría una gran victoria a las fuerzas defensoras del mantenimiento del status quo.

Un creciente número de israelíes, tanto ex responsables de seguridad como prestigiosas figuras de la sociedad civil, han sumado recientemente sus voces al coro de los que apoyan el reconocimiento de un Estado palestino llamando al fin de la ocupación.

Los términos del acuerdo de reconciliación palestino firmado el 3 de mayo 2011 entre Al Fatah y Hamas sugieren que podría formarse un gobierno de unidad nacional. Esto no debe ser considerada como un obstáculo, sino que podría ser  incluso un instrumento eficaz para fomentar la evolución del movimiento Hamas en la dirección correcta.

Los parámetros internacionalmente acordados para alcanzar un acuerdo de paz -que conducirían a un Israel seguro y una Palestina viable- fueron reiterados por el Presidente Obama en su discurso del 19 de mayo. Sin embargo, no se ofreció ninguna otra indicación por parte de EE UU de cómo puede lograrse este resultado, ya que el proceso de negociación bilateral está estancado.

El reconocimiento europeo de la soberanía y la independencia palestina, acompañado por el apoyo financiero necesario, consolidará la política palestina dentro del campo de la paz y la cooperación en un momento en el que el liderazgo palestino puede solicitar el reconocimiento formal por parte de las Naciones Unidas y sus Estados miembros Estados de la soberanía palestina en los territorios ocupados. En una etapa en que la Unión Europea está trabajando para redefinir sus relaciones con las sociedades de la región, los Estados miembros no deben desaprovechar esta oportunidad de jugar un papel positivo y significativo.

Teniendo en cuenta estas consideraciones políticas y éticas, los firmantes piden a los gobiernos europeos ampliar el reconocimiento de Palestina en septiembre de este año".

No hay comentarios:

Publicar un comentario