viernes, 25 de noviembre de 2011

La respuesta occidental a las revueltas árabes

Hace unos días me entrevistó el Diario de Mallorca sobre las revoluciones en el mundo árabe. Os dejo las respuestas. La próxima semana saldrá nuestro libro Informe sobre las revueltas árabes que edita Ediciones del Oriente y el Mediterráneo:

¿Cree que las revueltas del mundo árabe han sido eso, revueltas, o han estado dirigidas por la mano de Occidente?
Las revueltas han sido espontáneas. Desde décadas atrás existía un malestar en la calle árabe hacia los gobiernos autoritarios y sólo hacía se necesitaba una chispa que prendiese la llama. Esa chispa fue la caída de Ben Ali, que hizo perder el miedo a los pueblos árabes y les mostró que tienen un enorme poder cuando se movilizan todos juntos. El papel de los países occidentales ha sido residual, ya que han sido los primeros sorprendidos por la magnitud de la revuelta y todavía no han sido capaces de darle una respuesta coherente.

¿Han sido útiles para dotar de libertad a los pueblos?
Todavía nos encontramos ante el arranque de la Primavera Árabe y hay demasiadas incógnitas en el horizonte. Sólo tres (Túnez, Egipto y Libia) de los veintiún países árabes han sido capaces de derrocar a sus dirigentes y está por ver que sean capaces de avanzar hacia la democracia. Debe tenerse en cuenta que las transiciones que ahora se inician están plagadas de obstáculos, entre ellos las resistencias de la vieja guardia, la falta de cultura democrática, el temor al fundamentalismo o la posición de Occidente. Como sabemos muy bien en nuestro país, una democracia sólida no se construye de la noche a la mañana: es una labor compleja que requiere consensos y diálogo.

¿Qué papel ha jugado la mujer en la ´primavera árabe´?
La mujer árabe ha jugado un papel central en las revueltas árabes, especialmente en las desarrolladas en Túnez y Egipto. No obstante, está por ver que se tengan en cuenta sus demandas de igualdad social y participación política. Debe tenerse en cuenta que el peso de las estructuras patriarcales en el mundo árabe siguen siendo relevantes. Me parece muy importante que para las elecciones tunecinas se haya optado por listas cremallera, que garantizan una representación paritaria entre hombres y mujeres. Es un modelo que debería seguirse en otros países árabes.
Ignacio Álvarez-Ossorio, en la Universidad de Alicante.
¿Conocemos los europeos la realidad de los países árabes?
Rotundamente no. Lo más preocupante es que no sólo la sociedad española viva de espaldas al mundo árabe, sino que también la clase política demuestra una supina ignorancia por lo que allí ocurre. Además de miope, esta política podría tener un elevado coste en el medio y largo plazo. No nos podemos permitir el lujo de ignorar los cambios que se están registrando en el sur del Mediterráneo. En mi opinión deberíamos redoblar los esfuerzos para tratar de comprender las profundas transformaciones socio-políticas que están experimentando nuestros vecinos sureños.

Siria vive graves enfrentamientos ¿Al Asad está legitimado o debería abandonar el poder?
La revuelta siria estalló hace siete meses. Miles de personas han muerto desde entonces. El régimen sirio ha recurrido sistemáticamnte a la violencia para desmovilizar a la población, pero no ha tenido mucho éxito porque cada viernes salen a las calles decenas de miles de personas. Ante la sistemática represión, algunos sectores de la oposición se muestran partidarios de militarizar la revuelta, lo que sería un grave error y provocaría una guerra civil que podría acabar contaminando a otros países de la región. Obviamente Bashar al-Asad ha perdido toda credibilidad ante su propio pueblo y ha demostrado su incapacidad para pilotar una transición hacia la democrática.

¿Llegará Palestina a crear un Estado reconocido por la ONU?
Deben distinguirse dos cuestiones. De una parte, la petición de que el Estado de Palestina sea admitido como miembro pleno dentro de la ONU, que únicamente requiere la aprobación por parte de Consejo de Seguridad (aunque EE UU ya ha dicho que la vetará). De otra parte, el establecimento de facto de dicho Estado que está supeditado al fin de la ocupación israelí. Está claro que tanto lo uno como lo otro dependen de EE UU e Israel, que prácticamente se han quedado solos en su numantina resistencia a la independencia palestina. El tiempo juega contra ellos: cuanto más tarde en producirse la retirada de los territorios ocupados más costosa será para Israel.

¿El problema para la libertad en los países árabes es el islamismo?
El problema principal del mundo árabe ha sido el autoritarismo, lo que a su vez ha provocado la radicalización de los islamistas. En el curso de la última década, los grupos islamistas moderados han dado un giro de 180 grados aceptando la pluralidad de las sociedades árabes, optando claramente por la vía democrática y concertado su acción con el resto de los partidos de oposición, lo que muestra a las claras que han madurado y que no pretenden imponer un programa maximalista. El modelo por el que parecen inclinarse es el del AKP, que gobierna Turquía desde hace una década y que pretende exportar su islamodemocracia al mundo árabe.

¿España puede tener algún papel mediador en los conflictos árabes actuales?
Desde hace dos décadas, el Mediterráneo constituye una de las prioridades de la política exterior española. Ha auspiciado varias iniciativas de calado entre las que se cuenta el Proceso Euro-Mediterráneo. No obstante, España ha perdido credibilidad, especialmente desde que apoyase la guerra contra Irak en 2003, algo que no se olvida en el mundo árabe. El Gobierno español ha estado corto de reflejos a la hora de entablar interlocución con los actores islamistas, que tendrán mucho que decir".

No hay comentarios:

Publicar un comentario