viernes, 12 de octubre de 2012

Solidaridad con Siria

El pueblo sirio ha sido abandonado a su suerte. Sólo así se puede comprender la completa pasividad de los países occidentales ante la carnicería que día tras día acontece en Siria. El régimen, envalentonado por esta parálisis, lleva meses empleando medios de guerra (incluida su aviación y su artillería pesada) contra el Ejército Sirio Libre. La población civil está pagando, tal y como ha denunciado Aministía Internacional, un elevado precio por esta guerra no declarada. Los Comités de Coordinación Locales emitieron, el pasado día 8 de octubre, el siguiente comunicado dirigido a "los pueblos de todo el mundo":

"Os pedimos solidaridad con nosotros como nosotros siempre lo hemos hecho con vosotros.

Llevamos más de un año y medio luchando para arrancar nuestra libertad de un régimen dictatorial y asesino que ya ha matado decenas de miles de niños, mujeres y ancianos, detenido y torturados cientos de miles y ha obligado a millones de habitantes a salir corriendo de sus casas y abandonar sus ciudades que el régimen, sin piedad, no cesa de bombardearlas; algo parecido a la barbarie nazi que el mundo entero conoce...

Los sirios que siempre han solidarizado con todos los pueblos oprimidos y sufridos en el mundo y les han recibido con cariño y han abierto sus casas a todos los refugiados de todas las naciones. Hoy, este pueblo abandonado se siente defraudado por la nula solidaridad de todas la naciones, de sus semejantes de la especie humana. Han abandonado a su suerte a este pueblo que lucha desesperadamente y recibe las más atroces masacres durante un año y medio por conseguir su ansiada dignidad y libertad; una libertad que es derecho legítimo de todos.
  
El sentido común, los valores humanos y la solidaridad establecidos y siempre practicados, son los rasgos y virtudes más importantes de esta especie humana que nos distingue del resto de los seres vivos; estas negadas virtudes son ahora mismo las que el pueblo sirio con desesperación necesita para salir de la peor situación que pueda vivir un pueblo en esta era moderna.

Los sirios que llevan año y medio afrontando con valentía toda clase de sacrificio y dolor, aspiran hoy a una movilización internacional amplia que se solidarice y apoye a sus reivindicaciones y a su revolución ante este monstruo y asesino régimen que su única forma de dialogar en las de matar, destruir, violar y humillar.

Pedimos a los nobles y pueblos de todo el planeta, a las organizaciones, partidos y toda clase de agrupaciones, que el día 20 de octubre sea el DÍA DE SOLIDARIDAD con el masacrado pueblo sirio, para tratar de conmover y despertar a la opinión publica mundial y obligar así a gobiernos y organismos internacionales a tomar las decisiones efectivas e inmediatas para parar las matanzas y crímenes contra la humanidad que el Asad comete impunemente a diario en Siria.

Estad con nosotros como nosotros, con vosotros, siempre hemos estado.

Comités locales de coordinación de Siria, 8 de octubre de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario