martes, 20 de noviembre de 2012

Gaza en el punto de mira

Israel continúa atacando Gaza. Después de casi una semana de ofensiva, las víctimas ya superan la centena. No se  atisba, en el cercano horizonte, un final al ataque contra la franja.  El profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá, Víctor de Currea-Lugo analiza la situación en su artículo "Palestina, bajo fuego otra vez", recientemente publicado por el diario colombiano El Espectador. Mañana publicaré mi propia reflexión, que aparecerá en El Correo.

"Palestina está bajo ocupación, como lo dicen decenas de resoluciones de la ONU, incluyendo a Gaza, la cual dejó de tener colonos judíos en 2005, pero no ha dejado de sufrir un bloqueo militar.

El conflicto tiene cuatro puntos: los refugiados palestinos de 1948, los intentos israelíes de anexión de Jerusalén, los asentamientos judíos y las fronteras. Sobre estos puntos hay normas de derecho internacional y en todos Israel comete ilegalidades. En ese contexto ocurre el intercambio de fuego, en el que Israel comete otra ilegalidad: ejecuciones extrajudiciales.

Israel, de cara a sus ciudadanos utiliza la carta del miedo y de cara a la comunidad internacional la de la víctima. Así consigue movilizar en su favor a parte de su población y garantiza que la comunidad internacional no les critique para no ser acusados de “antisemitas”.

En 2004, Yosef Tommy Lapid, entonces ministro de Justicia israelí y único miembro del gabinete superviviente del Holocausto, comparó el dolor de una madre en Gaza con el de su propia madre. Fue acusado de traicionar a Israel.

El motivo de los ataques es simple: polarizar a la sociedad internacional y enrarecer el ambiente para impedir que la ONU reconozca a Palestina como observador (además, los ataques cuentan para las elecciones en Israel de 2013). Eso implicaría que Palestina tenga acceso a tribunales internacionales para juzgar los crímenes de guerra en su contra.

Israel mezcla la paz con el derecho palestino a ser Estado, amenaza con derrocar al presidente palestino si la ONU los acepta, advierte recortes presupuestarios (como hizo con la Unesco por aceptar a Palestina) y empieza preparativos para invadir Gaza de nuevo.
La ofensiva no la empezó Hamás, en rigor la empezó Israel con la ocupación de Palestina en 1967, y quien no acepte hablar de ‘ocupación’, no tiene derecho a hablar de ‘terrorismo’. Hamás no tiene capacidad militar para borrar del mapa a nadie: en la ocupación de Gaza de 2008 hubo más de 1.400 palestinos muertos y tan sólo 10 soldados israelíes, varios de ellos por fuego amigo.

Recurrir al terrorismo es un error por tres razones: es éticamente condenable el ataque a civiles, políticamente contraproducente y militarmente inútil. Pero Hamás es tan solo militarmente poderoso en ciertos israelíes que no quieren entender que la mejor manera de acabar con los cohetes que llegan a Tel Aviv es acabando con la ocupación.

Israel insiste en que Hamás lo reconozca como Estado y no los ataque. Pero el reconocimiento de la OLP del Estado israelí en 1988 no sirvió para nada. Hamás, luego de ganar las elecciones en 2006, mantuvo por años una tregua unilateral hacia Israel, y eso tampoco sirvió para nada.

Repetir ‘Plomo Fundido’ hoy no sería lo mismo: las revueltas demostraron el poder del pueblo árabe, mayoritariamente, antiisraelí: el ministro de Relaciones Exteriores tunecino prepara su visita a Gaza, pero ni siquiera la visita del primer ministro egipcio detuvo los ataques israelíes. Egipto ya retiró su embajador en Israel y la Liga Árabe y el Consejo de Seguridad llamaron a reuniones. Ojalá esta vez Israel sea obligado a respetar el gran objeto de sus burlas: el derecho internacional".

9 comentarios:

  1. Sufrimiento sin victimismo.
    por Isaac Querub

    19 Noviembre 12 - Isaac Querub : Presidente de la Federación de Comunidades Judías de España


    ¿Ustedes se imaginan el daño que causaría un misil que cayese en el centro de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla o Bilbao? ¿Imaginan ustedes la masacre y el daño que causarían más de 700 misiles cargados con explosivos que impactaran en nuestras ciudades de España? ¿Cómo reaccionaríamos la gente de a pie? ¿Qué reclamaríamos al Gobierno de España? ¿Qué haría el Ejército, cumpliendo con su mandato constitucional?

    Desde la franja de Gaza, de la que el Ejército de Israel se retiró voluntariamente en 2005, los dirigentes títeres del grupo terrorista Hamas, que ocupan el poder gracias al apoyo financiero y logístico del régimen de Teherán, han decidido no sólo provocar sino atacar a la población israelí con el lanzamiento de cohetes de diferente alcance, pero todos ellos de efectos mortíferos. Esta nueva campaña de terror iniciada por Hamas responde a oscuros intereses de la agenda de Irán, país enfrascado en otra guerra en Siria. Al contrario que en Israel, donde se prepara, instruye y protege a la población contra los ataques del enemigo, los iraníes y los líderes de Hamas utilizan a la población civil palestina como escudos humanos buscando la foto de las víctimas civiles para mendigar victimismo delante de las cámaras de la CNN, Al Jazeera o la BBC. De poco les va a servir. Israel sabe cómo responder a la provocación y al terrorismo. No es sólo una mera cuestión de tecnología o estrategia militar. Los israelíes no enseñan sus muertos o sus heridos. Ni tan siquiera lloran en público. Tampoco los medios internacionales recogen el sufrimiento de la población en Sederot, bajo la lluvia de misiles, ni los desplazamientos de las familias para evitar las consecuencias de las explosiones de dichos cohetes.

    La auténtica cuestión es la superioridad moral. Israel es la única democracia de la zona, donde se respetan las libertades y los derechos humanos. En Israel se inculca a los niños el valor de la vida y el respeto por el otro. En Israel se trabaja por la paz y por la convivencia. En Israel se apuesta por el conocimiento y por el progreso. Decía la primera ministra Golda Meir que «la paz llegará cuando los árabes amen a sus hijos tanto como nos odian a nosotros».

    Por todo ello, desde España, los judíos españoles apoyamos el legítimo derecho de Israel a defenderse y a vivir en paz y en seguridad.

    ResponderEliminar
  2. Y me vas a permitir que añada otro artículo, de un periodista español, que me ha resultado interesante que esclarecer ciertos conceptos:

    PILAR DEFENSIVO 2012-11-19
    Gaza en dos tardes y media
    Rafael L. Bardají

    De Javier Solana a Mariano Rajoy, el grueso del espectro político español reconoce que Hamás no tiene ningún derecho a bombardear Israel, lo que está bien; pero igualmente están de acuerdo en que Israel debe mostrar una actitud de "contención" y evitar un "conflicto abierto".

    Por lo general, las mentes políticas europeas y occidentales entienden bastante mal la lógica imperante en aquella región del mundo, por lo que tienden a ofrecer recetas irreales, desequilibradas y hasta perniciosas. No hemos mejorado mucho, y, aunque se acepta con la boquita pequeña que los agresores han sido los palestinos de Gaza, la culpabilidad última de lo que pueda suceder se hace recaer una vez más sobre los dirigentes de Israel.

    He aquí unas ideas básicas para estas mentes preclaras; para que puedan entender el actual conflicto, bien "abierto":

    1. Es importante saber cuándo y cómo empiezan las guerras

    No es cierto que este conflicto lo iniciara Israel al eliminar, el pasado día 14, a Hamed al Jaabari, líder militar de Hamás. De buscarse una fecha concreta, habría que remontarse unos cuantos días, si es que no se quiere tener en cuenta todos los misiles lanzados contra Israel desde Gaza en los meses anteriores.

    El pasado día 8 una patrulla israelí descubrió por casualidad un túnelutilizado por los militantes de Hamás para infiltrarse en Israel desde elSinaí. El túnel fue volado por Hamás, para así impedir que fuera rastreado en su integridad. Israel autorizó un ataque único en represalia. Dos días más tarde, el 10, un comando de Hamás atacó un jeep israelí con un misil similar al Milán antitanque. En la réplica, Israel se valió precisamente de un tanque. Posteriormente, decenas de misiles de corto alcance fueron lanzados contra el sur de Israel, al tiempo que los dirigentes de Hamás se refugiaban en sus escondites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 2. Es importante saber por qué empiezan las guerras

      Aquí el panorama se complica, porque por lo general se habla de israelíes y palestinos, o de Hamás como una organización monolítica, cuando no lo es. Hamás pudo optar por la escalada por varios motivos; por ejemplo, por uno que nada tiene que ver con su odio a Israel, sino con la necesidad de reforzar su liderazgo como grupo combatiente frente a los múltiples enanos que le están creciendo en la propia Franja, responsables de muchos de los ataques contra Israel. Otro motivo que tampoco tiene que ver directamente con Israel: la lucha de poder que se desarrolla en el seno de Hamás entre una facción muy vinculada a los Hermanos Musulmanes y encaramada a la ola suní que está recorriendo toda la región y otra asociada a Irán.

      Esta fisura parece ser que es lo que está detrás de las actuales hostilidades y da todo su sentido a las mismas. Así, mientras que hasta 2006 la influencia de Irán entre los palestinos se canalizaba a través del grupo libanés Hezbolá y su Unidad 1800, que recibía sus instrucciones desde Damasco, a partir de ese año los servicios de inteligencia pudieron observar cómo nacía una facción proiraní en Gaza no supeditada a los dirigentes de Hamás en Siria. Este grupo estaba liderado por Jalid Mashal, quien encargó a su hombre de confianza en Gaza, Al Jaabari, la constitución de una fuerza, los Morabitos o Almorávides, al servicio directo de Irán. La lucha interna estaba servida.

      Con la pérdida de apoyo en Siria a causa de la guerra civil que vive dicho país y la triunfante revolución de los Hermanos Musulmanes en Egipto, el delicado balance de fuerzas en el seno de Hamás empezaba a bascular. Un conflicto con Israel podía servir a los intereses de los radicales de la organización, catapultándolos a la vanguardia de la retórica y las actividades antiisraelíes y exponiendo la falta de apoyo a su causa por parte de los dirigentes egipcios, como se ha podido comprobar en estos días. El problema es que han podido cometer unerror de juicio sobre la potencial respuesta de Jerusalén.

      Eliminar
    2. 3. Es muy importante saber cuáles son los objetivos que se persiguen en una guerra

      Suele denunciarse que Israel pretende ocupar Gaza, de donde, hay que recordarlo, se fue voluntariamente en 2005 y que no quiso reconquistar en 2009. También se dice que aspira a acabar con el poder de Hamás en la Franja. Pocos parecen prestar atención a las palabras de los líderes judíos y a los objetivos declarados de Israel, siempre mucho más limitados.

      Ahora bien, más allá de lo dicho, hay unas pautas que indican con razonable lógica lo que se busca, al menos desde el lado israelí. Y lo que busca Jerusalén no es más que favorecer a la facción pro Hermanos Musulmanes frente a la proiraní de Hamás. De hecho, los líderes a los que se está atacando están todos vinculados a esta última. Es decir que, lejos de querer acabar con Hamás, lo que persigue es fortalecer a la parte de ella con la que se puede llegar a un entendimiento, por frágil que éste pueda ser. Ismail Haniyeh puede ser un interlocutor válido; Mashal o Jaabari, nunca. De hecho, el primero llamó a evitar la escalada en una reunión de dirigentes de Hamás hace apenas dos días, temeroso de que una confrontación total arruinase su poder por completo.

      4. Es muy importante tener una idea de cómo se quiere que acaben las guerras

      La amenaza de una invasión terrestre y el recrudecimiento del conflicto no parece ser plato del gusto de nadie, salvo de los extremistas proiraníes de Hamás. Ciertamente, las guerras se empiezan de una forma y suelen escapar al control de la razón con demasiada frecuencia, pero todo indica que ni Haniyeh ni el Gobierno de Jerusalén contemplan con ardor una lucha terrestre.

      Ahora bien, para que una amenaza pueda alterar el cálculo político del enemigo tiene que resultar creíble, y para que sea creíble tiene que ser realizable. De ahí que las IDF llamen a 75.000 reservistas y amasen una cantidad significativa de medios terrestres en torno a Gaza. Las palabras solas no bastan.

      Por eso es tan importante que todas las almas cándidas y de buena voluntad que aspiran a que la zona se convierta en un mar de calma entiendan que eso sólo será posible si se está en condiciones de forzar a los líderes de Hamás al moderantismo y se elimina a la facción más extrema y violenta. De ahí que los llamamientos a la contención, por muy bien motivados que puedan estar, sean contraproducentes en términos estratégicos. La contención la tiene que mostrar Hamás, no Israel. Cuanto más miedo tengan los terroristas a Israel, más fácil será alcanzar una paz duradera. Cuanta más solidaridad se muestre a Israel, antes podrá conseguirse una paz duradera. Todo lo demás es una perversidad política y estratégica completamente inútil.

      Eliminar
  3. Tras el atentado terrorista de hoy contra un autobús en Tel Aviv, el Embajador de Israel España, Alon Bar ha declarado: "Es una muestra más del fanatismo de los terroristas de Hamás cuyo único objetivo es causar el mayor número de víctimas civiles israelíes. La crueldad de Hamás con sus propios ciudadanos ha quedado patente en el brutal linchamiento de ayer, cuyas imágenes son hoy portada en los medios de comunicación de todo el mundo. Hamás ha convertido a los civiles de Gaza en rehenes y escudos humanos para atacar Israel desde viviendas, escuelas, edificios públicos, etc.
    El atentado de Tel Aviv, en pleno proceso de negociación de una tregua, demuestra que Hamás ha optado por un salto cualitativo en su espiral de violencia y pone de manifiesto su falta de voluntad de poner fin a sus ataques.
    Quiero hacer un llamamiento para que los gobiernos, instituciones y la sociedad civil muestren su repulsa y condena por este brutal acto de terrorismo."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. INSTRUYASE EN LAS RESOLUCIONES DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS EN CONTRA DE LAS ACCIONES DEL GOBIERNO DE ESE ESTADO Y HAGA POR QUE SE CUMPLAN. NO SE ESFUERCE EN DISCULPAR CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD ALEGANDO EL DERECHO DE DEFENSA DE SOLO UNA DE LAS PARTES. UN VIOLADOR NO TIENE DERECHO DE DEFENSA FRENTE A LA VÍCTIMA VIOLADA MÁXIME EN EL MISMO ACTO DE VIOLACIÓN ( ESTA METÁFORA ES REAL: VIOLACIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES, VIDA DIGNA, PROPIEDADES, VIVIENDA, TRABAJO, PAZ, JUSTICIA, LIBERTAD, A NO SE ATERRORIZADO,A LA SALUD, AL REGRESO A SUS TIERRAS INVADIDAS, A LAS FRONTERAS LEGALES. QUE LA PAZ Y LA JUSTICIA SEA CONTIGO.

      Eliminar
  4. Querido Dan
    Siguiendo la misma lógica del comunicado del presidente de las Comunidades Judías de España. Imagínate que Bilbao, Sevilla o La Coruña son cerradas a cal y canto. Que no se permite la entrada de medicinas ni, prácticamente, de alimentos. Que toda su industria es destruida intencionadamente para que su población dependa de la ayuda humanitaria. Que el 50% de la población está desempleada y el 80% depende de la ONU. Que se les aplica un castigo colectivo al conjunto de sus habitantes, por cierto un crimen contra la humanidad según la IV Convención de Ginebra, por la acción de algunos militantes islamistas. Que se les condena a vivir en la desesperación y sin futuro. ¿Esperamos que arrojen flores a quienes hacen todo esto? Como vengo diciendo desde hace mucho tiempo, la mejor manera de salvaguardar la seguridad de Israel es crear un Estado palestino y renunciar a anexionar el territorio ocupado. Lamentablemente los dirigentes políticos parecen más interesados en ganar las elecciones que en defender a su población. Creo que su cortoplacismo les acabará pasando factura.

    ResponderEliminar
  5. Querido Ignacio,
    Tu "lógica" no se puede comparar con la que exponía Isaac Querub. Estás comparando un estado democrático y libre (el único de la zona por cierto), con un territorio (Gaza) gobernado por un grupo terrorista (Hamás). Si no puedes o no quieres entender que esto es una realidad, al margen de tus consideraciones sobre la economía de Gaza supuestamente secuestrada por Israel, lo cual es simplemente una gran mentira, entonces sólo puedo constatar que desafortunadamente formas parte de todos aquellos que os encontráis completamente endoctrinados por la gran mentira que Yaser Arafat inició en los años 60,y que culminó al final de los 80, cuando ante el fracaso y desmantelamiento de la Unión Soviética, las izquierdas europeas buscaban algún "ideal" al cual agarrarse.
    No se trata de "arrojarle flores" a anadie, y el Estado de Israel, sin duda no es perfecto, ni mucho menos. Acaso algún país lo es? Sin embargo, tiene el mérito de ser una democracia en la cual hay libertad, y esto, los desafortunados habitantes de Gaza, no lo tienen, al ser gobernados por terroristas. ¿Quién comete esos crímenes a los que te refieres y esas "violaciones" a las cuales se refiere el "anónimo" que me escribe más arriba? ¿Los que lanzan bombas en respuesta a ataques terroristas, o bien los que utilzan a la población civil como escudos humanos? No hay convenciones de Ginebra que valgan, y creo que sinceramente gran parte del mundo, engañado en el pasado, como lo seguís estando algunos, se está dando cuenta de la responsabilidad exclusiva de Hamás en las horribles y crueles muertes de civiles en Gaza. Israel no castiga a los habitantes de Gaza, eso es tan falso como decir que Israel no desea paz. Tengo familia y muchos amigos en Israel, incluso en el ejército, y te puedo asegurar lo contrario. ¿Sabes la cantidad de llamadas a cada casa de Gaza y de papeletas enviadas, pidiendo a los civiles que evacúen, que hacen cada vez antes de un ataque siempre destinado a destruir armamento? ¿Conoces algún ejército en el mundo que lo haga? Sé incluso que la ayuda humanitaria que recibe Gaza (porque su gobierno sólo utiliza su presupuesto para comprar armamento y no para mejorar las condiciones de vida de su pueblo) es en gran parte gracias a Israel. Esa es la diferencia del ejército de Israel con respecto a muchos otros: su moral, por curioso que te resulte. (sigo en otro comentario...)

    ResponderEliminar
  6. sigo con lo que decía...
    Por supuesto que salvaguardar la seguridad de Israel es crear un Estado palestino vecino (en esto estamos de acuerdo al menos!), y voy más allá, no sólo crear un Estado palestino, sino ayudarle a crecer económica y socialmente como estado democrático y libre. Esto lo quiere hacer Israel. Hamás no quiere, sólo quieren destruir a Israel.
    Afortunadamente, el reciente alto el fuego que se produjo ayer nos evitará más muertes, heridos y sufrimiento en ambas partes, yo me alegro de ello, me alegro que no vayan a sufrir más niños palestinos de Gaza que no tienen la culpa de tener los dirigentes políticos que tienen, dirigentes que a su vez sólo se alegran cuando mueren judíos... Este alto el fuego es asumido por Israel con enormes riesgos para su propia seguridad, ya que lo más probable es que Hamás use más tiempo para re-armarse con misiles cada vez más peligrosos para Israel.
    Como decía hoy George Chaya:"Si el lector cree que estos puntos pueden aplicarse con éxito, debo decirle que no se haga ilusiones. ¡Ni lo sueñe! Un plan de este tipo (se refiere a la paz) nunca verá la luz en tanto Hamas sea financiado por Teherán y Damasco para mandar a pique cualquier proceso de paz.Mientras las dictaduras y las teocracias impongan sus agendas sobre el anhelo de paz de israelíes y palestinos, todo seguirá como hasta hoy, ambos pueblos serán devorados por el conflicto y no habrá solución dada la incompetencia de organismos internacionales y actores regionales." Con la "incompetencia" de esos organismos internacionales, te re-envío a tu comentario sobre la ONU y Ginebra, así como a tu amigo "anónimo". Vosotros sí necesitáis intruiros, y dejar de inversar la secuencia de acontecimientos, siempre en detrimento de Israel. Si amáis a los palestino, ayudadles de verdad condenando el terrorismo, el totalitarismo, y la falta absoluta de libertad a la que están sometidos en Gaza. Amdles más de lo que odiáis a los judíos y les seréis de gran ayuda... Yo, como judío, también me considero un palestino. Un palestino de hace 2000 años. Te dejo con este vídeo de hace más de 30 años:
    http://www.youtube.com/watch?v=i4meJle3rQw
    HEVENU SHALOM ALEJEM. Que la Paz sea con vosotros.

    ResponderEliminar