miércoles, 14 de noviembre de 2012

La nueva Coalición Nacional siria

Durante el último año, el Grupo de Amigos de Siria ha estado presionando activamente al Consejo Nacional Sirio (CNS) para que supere las diferencias con el resto de grupos de la oposición y establezca un frente unido contra Bashar al-Asad. La Secretaria de Estado Hillary Clinton advirtió, poco antes de la Cumbre de Doha, que el CNS “no puede ser considerado más como el líder visible de la oposición” ofreciendo su apoyo a la Iniciativa Nacional Siria (INS) planteada el 1 de noviembre por el exdiputado y empresario Riad Seif.

El Plan Seif constataba el fracaso de la revolución sin líderes propugnada por el CNS al afirmar “Siria necesita desesperadamente un fuerte liderazgo que sea cooperativo e inclusivo, un liderazgo que responda a las necesidades de la revolución y a la firmeza de nuestro pueblo”. Este plan se cifraba como objetivo: 1) garantizar la soberanía e independencia de las decisiones sirias; 2) preservar la unidad territorial; 3) defender la unión del pueblo; 4) derrocar a Bashar al-Asad y a los símbolos de su régimen; y 5) establecer una Siria civil, plural y democrática. Para alcanzar estos objetivos, la INS se proponía crear cuatro cuerpos: 1) un Consejo integrado por grupos políticos, consejos locales, fuerzas revolucionarias y figuras nacionales); 2) el Consejo Militar Supremo (que incluirá representantes de las consejos militares y de las brigadas); 3) un Comité Judicial; y 4) un gobierno de transición (integrado por tecnócratas). El plan fue duramente criticado por buena parte de la oposición siria, que rechazó las injerencias de EEUU.
Durante la Cumbre de Doha, celebrada entre el 8 y el 11 de noviembre, se estableció la Coalición Nacional de las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria. Mu`az al-Jatib, antiguo imán de la mezquita de los Omeyas, fue designado presidente (recientemente entrevistado por al-Hayat), y como vicepresidentes quedaron el propio Riad Seif, la activista Suhayr al-Atasi y un kurdo todavía por elegir. El Secretario General sería el empresario Mustafa Sabag (presidente del Grupo de Empresarios Sirios). Según el comunicado de los Comités de Coordinación Locales, la oposición coincidía en la necesidad de derribar al régimen y a sus símbolos, rechazar todo diálogo con Bashar al-Asad, desmantelar el aparato securitario, juzgar a los responsables de la represión, unificar los consejos militares del ESL y establecer un aparato judicial en las zonas liberadas. Esta nueva coalición también pretendía establecer un gobierno transitorio.

Uno de los principales objetivos de la coalición era obtener el reconocimiento por parte de la comunidad internacional. La conferencia contó con la presencia del ministro de Asuntos Exteriores turco Ahmet Davatoglu y del primer ministro qatarí Hamad Bin Jasim al-Thani, dos países que, al igual que EEUU, han realizado importantes esfuerzos para unificar a la oposición siria. La Coalición Nacional fue inmediatamente reconocida como representante  legítima del pueblo sirio por el Consejo de Cooperación del Golfo, que anunció su disposición a “facilitar apoyo a la nueva entidad para que pueda llevar a cabo las aspiraciones del pueblo sirio, con la esperanza de que [el grupo] sea un paso adelante hacia una rápida transferencia del poder”. También la Liga Árabe y Francia han reconocido a la Coalición Nacional como representante legítimo del pueblo sirio.

1 comentario:

  1. La pregunta que se plantea ahora es si el nuevo grupo opositor, de amplia base, va a mantenerse unido antes y especialmente después de la probable caída del presidente.

    ResponderEliminar