miércoles, 16 de enero de 2013

¿Un nuevo plan de paz europeo?

La última entrada del blog Balagán, realizado por el corresponsal del diario Público en Israel/Palestina Eugenio García Gascón, recoge los rumores de un nuevo plan de la UE para relanzar el proceso de paz de Oriente Medio. Su expresivo título es "Autismo europeo" y es una dura crítica a la política de la avestruz de Europa, que cada cierto tiempo tiene que lanzar alguna iniciativa probablemente con el propósito de lavar su mala conciencia. Como otros tantos en el pasado está destinado al fracaso en el caso de que no contemple ningún tipo de presión a la potencia ocupante: Israel.

"Algunos países europeos preparan una iniciativa de paz entre Israel y los palestinos que se pondrá en marcha tras las elecciones israelies del 22 de enero, informa el Yediot Ahronot de fuentes diplomáticas israelíes.

La iniciativa no puede sorprender a nadie. Los europeos se han sumado a todas las que ha habido hasta ahora y que se han traducido en sonoros fracasos, entre otras cosas porque no basta poner planes sobre la mesa si no van acompañados de fuertes presiones sobre Israel, lo que nunca ha ocurrido.

Pensar que Netanyahu va a retirarse de los territorios ocupados de motu proprio es absurdo. Netanyahu ha sido primer ministro en dos legislaturas y con toda seguridad lo seguirá siendo la que viene, pero nunca ha cedido al diálogo, sino que ha impulsado la expansión colonial en Palestina a destajo, y lo ha hecho hasta límites sin precedentes.
Con toda seguridad, la nueva iniciativa europea no conducirá a ninguna parte. Según el Yediot, detrás están el Reino Unido y Francia, con el apoyo de Alemania, pero nadie puede pensar que Cameron, Hollande o Merkel vayan a conseguir lo que no ha conseguido Obama. Lo más probable es que se trate de una dilación más paralela a la constante expansión israelí en Palestina.

Sencillamente no puede entrar en la cabeza de nadie que Merkel u Hollande vayan a presionar a Israel. Probablemente es solo un juego, similar a los que ha habido durante los últimos años.

Pongamos un ejemplo. En 2002 los países árabes acordaron en Beirut reconocer a Israel en las fronteras de 1967 si se retiraba de los territorios ocupados. Israel, por supuesto, rechazó la oferta, pero ¿qué hicieron los países europeos? Absolutamente nada; es decir, seguir con los brazos cruzados ajenos a lo que ocurría a su alrededor, como si de unos autistas se tratara.

Se puede adelantar sin grandes riesgos que el nuevo plan será otra broma frente al permanente desafío de Israel a las leyes internacionales, que evidentemente no están hechas para el Estado judío.

Según el Yediot, la última broma europea prevé que Israel y los palestinos negocien en el transcurso de 2013 todas las cuestiones pendientes, así como la creación de un Estado palestino sobre las fronteras de 1967 con Jerusalén como capital de Palestina. Una verdadera broma".

1 comentario:

  1. El problema es tan fácil como difícil de solucionar. Israel no tiene ni el petroleo, ni el gas que tienen otros y por tanto NADIE de los países importantes se va a enfrentar a ello. Así que todos los planes y todo lo demás que intenten es una mera forma de lavarse las manos y parecer los buenos de la película...
    Gran blog!

    ResponderEliminar