jueves, 24 de mayo de 2012

¿Tahrir no es Egipto?

Leo en el blog de Pilar Cebrián una nueva entrada dedicada a las elecciones presidenciales egipcias bajo el título: "Egipto: ¿qué fue de la revolución?". Reproduzco la última parte donde habla de los candidatos de los que no nos hablan los medios de comunicación.

"Como dijo el general Tantawi, actual presidente de la Junta, tras las pasadas elecciones parlamentarias: “Tahrir no es Egipto”. Con ello se refería a la poca representación que los partidos de los jóvenes revolucionarios tuvieron finalmente en las urnas del pasado noviembre. Por ejemplo, “La Revolución Continúa” obtuvo sólo un 3% de los votos en el parlamento. Y las posibilidades de los candidatos revolucionarios siguen siendo mínimas, pero intentan esforzadamente colarse en el proceso.

Es el caso de Khaled Ali, el más joven de todos. Este abogado pro derechos humanos es quien encarna los valores del 25 de enero en la carrera electoral. Luchó en Tahrir cara a cara contra la policía, durmió en la plaza y habilitó un hostal cercano para dar cobijo y atención a los heridos. Con un programa de izquierdas-marxista, quizá demasiado progresista para Egipto, Khaled Ali propone una economía mixta como la de Lula en Brasil, nacionalizar las fábricas que ahora están en manos del ejército y aumentar los derechos de las mujeres y de los coptos. Sus votantes son activistas, artistas, trabajadores y campesinos. Intentó elaborar una coalición con los candidatos pro revolución pero su propuesta fracasó.
Si llegamos al poder, lo primero que haremos será formar un comité que investigue los crímenes realizados por la Junta durante la transición. El presidente, el general Tantawi, será destituido como ministro de defensa”, dice su secretaria ejecutiva, Norhan Tharwat. “Aunque la izquierda siempre se manifestó contraria al proceso electoral bajo una autoridad militar, nosotros creemos que la manera de mostrar resistencia es interviniendo en las elecciones. A pesar de que ahora el movimiento se encuentra deteriorado, con Khaled en el gobierno, la revolución continuará”.

A tan sólo un día de las históricas elecciones egipcias, todas las direcciones apuntan a que unos y otros quedaran insatisfechos por los resultados. Los sondeos señalan que probablemente los dos ex miembros del gabinete de Mubarak, Ahmed Shafiq y Amr Musa, ganarán las elecciones. Si así fuera, una más que probable revolución volverá a estallar en protesta a un retorno de los afines a Mubarak a las instituciones. Si Mohamed Mursi, candidato de los Hermanos Musulmanes, terminara colocándose en primera posición, podría ser la Junta Militar la que emprenda un golpe de estado ante el miedo de que los islamistas controlen la Asamblea Constituyente (elegida en noviembre) y, ahora también, la presidencia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario