lunes, 20 de diciembre de 2010

Wikileaks XII: ¿Dónde están los cables de Israel?

Las revelacciones de Wikileaks prosiguen, eso sí con cuentagotas. De los 251.287 documentos del Departamento de Estado, por ahora tan sólo se han difundido, según informa su portal, 1.788. Aunque las revelaciones de los cables realizadas hasta el momento son suficientemente sabrosas, empiezan a plantearse cuestiones sobre por qué algunos países apenas han resultado más dañados que otros por las informaciones y por qué en unos casos más que otros las revelaciones han colocado en una situación comprometida a sus dirigentes.
En los últimos días está creciendo el rumor de que Julian Assange podría estar reteniendo algunas informaciones sensibles que atañen a Israel. Hace unos días, el diario israelí Haaretz se hacía eco de los rumores sobre un posible pacto secreto entre el fundador de Wikileaks y el Mossad, pero echaba balones fueras al considerar que, una vez más, se trataba de "teorías conspirativas" destinadas a ensuciar el buen nombre de Israel. Estos rumores se han difundido a través de varias webs, entre ellas Veterans Today, Indybay y, sobre todo, Al Haqiqa (una web siria). 
 logo
El artículo del Haaretz señala: "Al Haqiqa, una web en lengua árabe, añade más detalles de la conspiración citando a voluntarios descontentos de Wikileaks y sugiere un 'acuerdo secreto' entre Assange y el Mossad, cerrado en Ginebra, para no publicar ningún documeno que 'pueda dañar la seguridad o los intereses diplomáticos israelíes'". Al Haqiqa advierte que la mayor parte de los documentos comprometedores estaban relacionados con las guerras lanzadas por Israel contra Líbano y la Franja de Gaza en 2006 y 2009. La información del diario israelí cita a Remy Ourdon, periodista de Le Monde, que considera que "no se ha publicado todo aún... Hay ciento de miles de cables y muchas sorpresas por llegar".
Por su parte, Indymedia señala: "En el mundo de la política, desgraciadamente, las cosas nunca son tan inocentes como parecen. De acuerdo con nuevas revelaciones, Assange habría alcanzado un acuerdo secreto con Israel antes del Cablegate, que podría explicar por qué las filtraciones "son buenas para Israel", como el primer ministro israelí señalara". La información también se basa en el mencionado artículo de Al Haqiqa, firmado por la periodista israelí Lea Abramovich, que cita a ex trabajadores de Wikileaks (entre ellos su portavoz Daniel Domscheit-Berg) que abandonaron la organización en desacuerdo con "la falta de transparencia" y "la autocracia" de Assange.
Image
Según el medio sirio, el creador de Wikileaks se habría encontrado con varios miembros del Mossad a principios de 2010 en Ginebra para purgar los textos referidos a las guerras contra Gaza y Líbano, todo ello a cambio de obtener financiación para Wikileaks. Así se explicaría la falta de cables relaccionados con estos cruciales acontecimientos en esas fechas. Sea cual sea la realidad, sorprende que se hayan revelado ya más de más de 170 cables de la Embajada de EEUU en Madrid y apenas 20 de la Embajada de EEUU en Tel Aviv (la mayoría relacionados con Irán y su programa nuclear, pero ninguno que ponga en un compromiso a Israel). Debe recordarse al respecto que existen 3.620 procedentes de Madrid y otros 3.194 de Tel Aviv.

No hay comentarios:

Publicar un comentario