martes, 21 de diciembre de 2010

Wikileaks XIII: Hamas y Fatah se disputan Gaza

Dicho y hecho. Ayer me quejaba de la escasa presencia de cables procedentes de la Embajada de EEUU en Tel Aviv y, unas horas después, Wikileaks publica, nada más y nada menos, que 12 cables en un mismo día. En las semanas anteriores tan sólo habían visto la luz 20 cables, lo que había dado lugar a conjeturas sobre un supuesto pacto secreto entre Assange y el Mossad para no publicar los más comprometidos para Israel.

Hoy nos centraremos en los cables que tienen lugar antes y después de los enfrentamientos entre Fatah y Hamas por el control de la Franja de Gaza. En el primer cable, fechado el 11 de junio de 2007, el jefe de la Agencia de Seguridad Israelí, Yuval Diskin, departe con el embajador de EEUU en Israel, Richard H. Jones, sobre las diferencias entre Fatah y Hamas y la posibilidad de que Gaza caiga en manos de los islamistas. Diskin interpreta que "Hamas es dominante en la Franja de Gaza, pero todavía no lo suficiente fuerte como para destruir por completo a Fatah. La diferencia, según explicó, está entre la 'calidad' del aparato de seguridad de Hamas y la 'cantidad' de Fatah leal al presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas. Hamas es dominante en todas las zonas. En la Franja de Gaza puede ganar todos los combates contra Fatah, pero Fatah puede hacerle daño con su 'caótica' forma de luchar. Diskin señaló que parte de los miembros de Fatah estaban siendo pagados por el Consejero de Seguridad Nacional Muhammad Dahlan, mientras otros, en particular la Guardia Presidencial, son pagados por Abbas". Los primeros serían unos 500 hombres y los segundos unos 1.500.

Este primer cable, fechado un día antes del estallido de las hostilidades entre Fatah y Hamas, recoge tres datos interesantes. Uno: que las fuerzas de Fatah en Gaza estaban "desmoralizadas por la situación general de la Franja de Gaza".  Dos: existía una nueva guardia liderada por Dahlan "que tienen un sentido de urgencia ante la situación y ante lo que hay que hacer". Tres: "Están llegando a una lucha de suma cero e, incluso, nos piden que ataquemos a Hamas. Nunca antes habíamos visto nada parecido. Están desesperados". Estas revelaciones ponen de manifiesto que Israel estaba al corriente de los movimientos de los hombres de Dahlan y sustentan la versión de Hamas, que considera que su golpe contra Fatah fue de carácter preventivo.
 
El segundo cable, fechado el 12 dejunio, recoge una conversación entre el embajador Jones y el director de la Agencia de Seguridad Israelí Amos Yadlin. Ese mismo día empezaron los enfrentamientos entre Fatah y Hamas por el control de la Franja de Gaza. Yadlin no pareció estar muy preocupado por lo que ocurría en Gaza y, de hecho, indicó que "Gaza ocupaba el puesto cuarto en la lista de amenazas de Israel, precedida por Irán, Siria y Hezbolá". Además consideró que las hostilidades podrían haber contado con "el consentimiento tácito" del liderazgo de Hamas en el exterior, aunque añadió que "no creía que hubiera existido una decisión política premeditada por parte de Hamas para destruir a Fatah en Gaza". De nuevo se confirmaría la tesis de que Hamas úncamente habría movido sus fichas para evitar ser derrocada.

Aunque en ningún momento se pueda deducir que EEUU o Israel conocieran o tomaran parte en la semana trágica palestina, lo cierto es que el mismo día 12 de junio Yadlin y Jones ya planifican el día después a la expulsión de Fatah de Gaza. De hecho, el diplomático norteamericano señala a su interlocutor israelí que "si Fatah decidiera dar por perdida Gaza, habría llamamientos para que Abbas erigiese un régimen distinto en Cisjordania". Yadlin manifestó a su vez que "tal situación complacería a Israel, dado que las Fuerzas de Defensa Israelíes tratarían a Gaza como un país enemigo en lugar de tener que comportarse con Hamas como un actor aestatal. Añadió que Israel podría trabajar con un régimen de Fatah en Cisjordania". El hecho de que la conversación tenga lugar el mismo día del choque entre Fatah y Hamas demostraría que ambos países estaban al tanto de lo que iba a ocurrir y que, de hecho, coordinaban los pasos a dar una vez que Fatah fuera derrotada en la contienda. EEUU alentaría la creación de un nuevo gobierno palestino 'moderado' (es decir: más próximo a su órbita) e Israel tendría las manos libres para golpear con saña a una Franja de Gaza bajo control de Hamas, como finalmente hizo tras declararla 'entidad hostil'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario